"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

El Informe plagiado y fraudulento utilizado para justificar la guerra de Irak

Por Glen Rangwala y el Prof. Michel Chossudovsky, 22 de marzo de 2018

Global Research

Hace 15 años de la ilegal invasión de Irak, el 21 de marzo de 2003.

Si bien el Informe de la Comisión de Investigación Chilcot (Chilcot Inquiry) se publicó en 2016, hay que señalar que la mayoría de las pruebas dudosas que estuvieron a disposición de Tony Blair y George W. Bush son de antes del inicio de la guerra de Irak en marzo de 2003.

El 5 de febrero de 2003, el Secretario de Estado, Colin Powell, presentó al Consejo de Seguridad de la ONU un informe oficial de inteligencia sobre las armas de destrucción masiva en Irak, que contenía información falsa y citas plagiadas.

El 6 de febrero de 2003, al día siguiente de la histórica presentación del Secretario de Estado Colin Powell ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el Dr. Glen Rangwala, profesor de Cambridge, reveló en el Canal 4 de la televisión británica pruebas contundentes que refutaban el informe oficial de inteligencia de Colin Powell:

“Quisiera llamar la atención de mis colegas sobre el excelente documento que el Reino Unido distribuyó…”. . . que describe con exquisito detalle las actividades de engaño por parte de los iraquíes”. (Colin Powell, Consejo de Seguridad de la ONU, 5 de febrero de 2003)

Powell se refería a “Irak, su infraestructura de encubrimiento, engaño e intimidación”, publicado el 30 de enero de 2003.

Según Rangwala, el documento de la inteligencia británica era falso. No había sido preparado por la inteligencia británica. Fue copiado y pegado de Internet por miembros del personal de Tony Blair:

Los autores de Downing Street afirman que se basaron “en una serie de fuentes, incluido material de inteligencia” (p.1, primera frase). De hecho, copiaron material de al menos tres autores diferentes sin ningún crédito. De hecho, plagiaron, cortaron y pegaron directamente o casi citaron.

Un análisis textual cercano sugiere que los autores del Reino Unido tenían poco acceso a fuentes de inteligencia de primera mano y, en cambio, fundamentaron su trabajo en trabajos universitarios, que tergiversaron selectivamente. Algunos de los documentos utilizados estaban considerablemente desfasados. Esto lleva al lector a preguntarse sobre la fiabilidad y veracidad del documento de Downing Street”.

Se trataba de un documento falso preparado bajo las instrucciones del primer ministro Blair con el fin de elaborar una justificación “creíble” para librar la guerra contra Irak.

El análisis de Rangwala fue más que un arma humeante. Reveló la Gran Mentira. Invalidó la presentación de Colin Powell ante el Consejo de Seguridad de la ONU. Tuvo que ser acallado.

En muchos aspectos, la revelación de Rangwala fue mucho más importante que la filtración del Memorando Secreto de Downing Street de julio de 2002:

C informó sobre sus recientes conversaciones en Washington. Hubo un cambio perceptible en la actitud. La acción militar se consideraba ahora inevitable. Bush quería expulsar a Saddam, a través de una acción militar, justificada por la conjunción del terrorismo y las armas de destrucción masiva. Pero la inteligencia y los hechos se estaban definiendo en torno a la política. El NSC no tuvo paciencia con la hoja de ruta de la ONU, sin entusiasmo por publicar material sobre el historial del régimen iraquí. En Washington apenas hubo debates sobre las secuelas de la acción militar”.

Los “hechos relativos a las armas de destrucción masiva” tenían que estar “documentados”. ¿Se negó la inteligencia británica a cumplir con las demandas de Tony Blair de elaborar por la vía rápida un informe que “arreglara los hechos”? El análisis de Rangwala confirma que la inteligencia británica no estuvo implicada en lo que podríamos describir como el “Informe Negligente”.

Los “hechos” fueron recopilados a toda prisa (no por el MI6) sino por el personal de relaciones públicas de Tony Blair, que casualmente cometió plagio y fraude político en apoyo de una agenda militar criminal.

El informe se finalizó una semana antes de la presentación de Colin Powell ante el Consejo de Seguridad de la ONU; los “hechos” y las citas de referencia fueron copiadas y pegadas por miembros del gabinete de Tony Blair desde Internet e insertados en un documento oficial y autorizado.

El plagio se había convertido en un medio para justificar la guerra contra Irak.

La revelación de Rangwala fue la “verdad tácita”. Con la excepción de Channel 4 y The Guardian, no fue objeto de cobertura informativa por parte de los principales medios de comunicación tanto antes como después de la invasión de Irak en marzo. Tuvo que ser acallado. La invasión del Iraq ya estaba programada para marzo de 2003.

El papel de Colin Powell en la planificación de la guerra contra Irak

En retrospectiva, los hallazgos de Rangwala también ponen de relieve el funesto y cómplice papel de Colin Powell, quien organizó las reuniones de Crawford Texas a principios de abril de 2002 entre Bush y Blair, como lo confirman los correos electrónicos filtrados recientemente (ver abajo).

Lo que estos correos electrónicos sugieren es que a Colin Powell se le había confiado la tarea de preparar el escenario para la guerra contra Irak, inicialmente en las reuniones de Bush-Blair Crawford del 5 al 7 de abril de 2002, que condujeron a su presentación del expediente de la inteligencia británica sobre las presuntas armas de destrucción masiva de Irak en el Consejo de Seguridad de la ONU el 5 de febrero de 2003.

Para que no olvidemos que Colin Powell jugó un papel entre bastidores en el caso Irán Contra.

Las reuniones de Crawford tenían la intención de planear la guerra contra Irak.

¿Quiénes estuvieron presentes en las reuniones de Crawford? Los informes confirman que Colin Powell, Donald Rumsfeld, Paul Wolfowitz, Condoleeza Rice estaban entre los presentes.

Tras la invasión de Irak, el plagiado “Dossier de la inteligencia británica sobre Irak” presentado al Consejo de Seguridad de la ONU por el (ex) Secretario de Estado Colin Powell era, por así decirlo, “olvidado”.

No obstante, la cuestión del plagio confirma sin lugar a dudas las acusaciones de crímenes de guerra contra George W. Bush y Tony Blair.

El informe de Rangwala era conocido por el parlamento británico. Se presentó tres meses después del inicio de la guerra: en junio de 2003, Rangwala presentó sus conclusiones al Comité Selecto de Asuntos Exteriores de la Cámara de los Comunes. (véase más abajo el texto completo).

No hubo continuación. El informe de Rangwala confirmó la naturaleza criminal de la guerra de Estados Unidos contra Irak, que  causó más de 2 millones de muertes de civiles.Plagio y armas de destrucción masiva en Irak: El expediente de la inteligencia británica en Irak se basa en artículos universitarios reutilizados.

Plagio y armas de destrucción masiva en Irak: El expediente de la inteligencia británica en Irak se basa en artículos universitarios reutilizados

Por Glen Rangwala

A continuación se presenta el texto presentado por el Dr. Rangwala a la Comisión Especial de Relaciones Exteriores de la Cámara de los Comunes. Se presentó en junio de 2003, tras la invasión y ocupación de Irak.

http://www.parliament.the-stationery-office.co.uk/pa/cm200203/cmselect/cmfaff/813/813we18.htm

LA PRESENTACIÓN DEL EXPEDIENTE EL 30 DE ENERO DE 2003

1. El expediente de 19 páginas, titulado “Irak, sus infraestructuras de encubrimiento, engaño e intimidación”, se publicó el 30 de enero de 2003. El documento comienza con la declaración de que:

“Este informe se basa en una serie de fuentes, incluyendo material de inteligencia (…)

2. La afirmación de que los organismos de inteligencia participaron en la elaboración del expediente fue formulada de manera más explícita por el Primer Ministro Blair cuando anunció la publicación del expediente en la Cámara de los Comunes el 3 de febrero de 2003:

” Publicamos más información el fin de semana sobre la infraestructura de encubrimiento. Obviamente es difícil cuando publicamos informes de inteligencia, pero espero que la gente tenga algún sentido de la integridad de nuestros servicios de seguridad. No somos nosotros los que publicamos esto, ni damos esta información, ni nos la inventamos. Es la información que los servicios de inteligencia están recibiendo, y se la estamos pasando a la gente”.

www.parliament.the-stationery-office.co.uk

UNA REVISIÓN DEL CONTENIDO DEL INFORME DEL 30 DE ENERO DE 2003

Fuentes

3. La mayor parte del documento de 19 páginas (págs. 6-16) se copia directamente sin el reconocimiento de tres fuentes diferentes que están en Internet. La fuente más utilizada es un artículo de la revista israelí en línea Middle East Review of International Affairs (septiembre de 2002), titulado “Iraq’s Security and Intelligence Network: A Guide and Analysis”.

http://meria.idc.ac.il/journal/2002/issue3/jv6n3a1.html

4. El autor del artículo es el Sr. Ibrahim al-Marashi, estudiante de posgrado del Monterey Institute of International Studies, California, que está terminando un doctorado en la Universidad de Oxford. Me ha confirmado que no se le pidió permiso; de hecho, ni siquiera conocía el documento británico hasta que me puse en contacto con él el 4 de febrero para preguntarle si se le había pedido permiso.

5. Además del trabajo del Sr. Marashi, también se utilizan dos artículos de la revista especializada en seguridad Jane’s Intelligence Review. Los resúmenes en línea de los artículos del Sr. Sean Boyne en 1997 y del Sr. Ken Gause en 2002 se encuentran en el sitio web GlobalSecurity.org, en:

http://globalsecurity.org/intell/world/iraq/

Estos textos también se fusionaron en parte en el informe del Reino Unido.

6. El hecho de que estas fuentes fueron copiadas es más claro por los errores tipográficos y los usos anómalos de la gramática en los artículos originales que se incorporan en el documento de Downing Street. Por ejemplo, el Sr. Marashi escribió:

“Saddam nombró, a Sabir Abd al-Abdiz al-Duri como jefe (…)”

Hay una coma mal colocada después de la segunda palabra. En la página 13, el expediente británico incorpora la misma coma errónea:

“Saddam nombró, a Sabir Abd al-Abdiz al-Duri como jefe (…)”

7. Debido a que los textos de estos tres autores se copian directamente, también resulta en una proliferación de diferentes transliteraciones (por ejemplo, diferentes ortografías del partido Baath, dependiendo de qué autor se esté copiando).

Modificaciones de los artículos originales

8. Las únicas excepciones al copia y pega fueron los ajustes de frases específicas. Por ejemplo, la mayor parte de la página 9 sobre las funciones del Mukhabarat (Inteligencia General) está copiada directamente del artículo del Sr. Marashi. Sin embargo, Marashi escribe sobre el papel del Mukhabarat en:

“controlando las embajadas extranjeras en Irak”.

Que se convierte en el Informe británico:

“espiando embajadas extranjeras en Irak”.

Del mismo modo, en la misma página, Marashi escribe que el Mukhabarat tuvo un papel en:

“ayudando a grupos de oposición en regímenes hostiles”

Que en el Informe británico se convierte en:

“apoyando a organizaciones terroristas en regímenes hostiles”.

9. Otro ejemplo es la sección sobre “Fedayeen Saddam” (Los que se autosacrifican de Saddam). La mayor parte de este texto ha sido copiado del artículo de Sean Boyne de 1997. Sin embargo, Boyne escribe que el personal de esta organización es:

“reclutados de regiones leales a Saddam”, y se refiere a su agrupación original como “unos 10.000-15.000 ‘matones y campesinos'”.

10. Esto se convierte en el texto del gobierno británico, en las páginas 15-16, una referencia a cómo es su personal:

“reclutados a la fuerza en regiones conocidas por su lealtad a Saddam”. . . “unos 10.000-15.000 matones.”

11. La referencia en el artículo del Sr. Boyne a cómo la organización estaba formada por “matones y patanes” fue esquivada de sus últimas tres palabras en el informe del Reino Unido, quizás para dar una imagen más amenazadora de la organización que la contenida en el artículo original.

12. Los números también aumentan o se redondean hacia arriba. Así, por ejemplo, la sección sobre “Fedayeen Saddam” (p. 15-16) está copiada directamente del artículo de Boyne, casi palabra por palabra. La única diferencia sustancial es que el Sr. Boyne estima que el personal de la organización es de 18.000 a 40.000 personas (Ken Gause, en otro artículo que fue copiado sustancialmente, estima que el personal en la región es de 10.000 a 40.000 personas). En cambio, el expediente británico escribe “30.000 a 40.000”. Lo mismo ocurre con la descripción de la Dirección de Inteligencia Militar.

Errores

13. Hay al menos un grave error sustantivo en el texto británico, en la página 14, sobre la organización iraquí Servicio de Seguridad Militar (al-Amn al-Askari). Después de dos párrafos iniciales copiados del artículo de Marashi de 2002, el resto del texto se ha tomado de la descripción de Sean Boyne en su artículo de 1997 sobre una organización totalmente diferente llamada el Servicio General de Seguridad (al-Amn al-Amm). Es decir, mezcla las descripciones de dos organizaciones diferentes.

14. El resultado es una confusión que hace que la descripción sea incoherente. La descripción del Servicio de Seguridad Militar (al-Amn al-Askari) comienza relatando cómo se creó esta organización en 1992 (en una sección copiada de Marashi). A continuación se describe cómo el Servicio de Seguridad Militar trasladó su cuartel general en 1990 (en un artículo copiado de Boyne sobre las actividades del Servicio de Seguridad General), dos años antes incluso de que se creara la organización.

15. Más adelante en la misma sección, el informe del Reino Unido afirma que el jefe del Servicio de Seguridad Militar es Taha al-Ahbabi. Esto es de la descripción de Boyne del Servicio General de Seguridad. De hecho, el Servicio de Seguridad Militar estaba encabezado por Thabet Khalil cuando se publicó el expediente.

Más comentarios

16. La información contenida en el informe del Reino Unido se presenta como una declaración precisa del estado actual de las organizaciones de seguridad iraquíes. Sin embargo, puede que no sea nada de eso. El Sr. Marashi, el autor real e involuntario de gran parte del documento, se refiere en su artículo a su fuente principal como los documentos recogidos por las Fuerzas de la Coalición en 1991, y que ahora son conservados por la organización con sede en Massachusetts, el Proyecto de Investigación y Documentación sobre Irak. Se centra en las actividades de los organismos de inteligencia de Irak en Kuwait en el período comprendido entre agosto de 1990 y enero de 1991, ya que este es el tema de su tesis. En consecuencia, gran parte de la información que se presenta como pertinente sobre la forma en que los organismos iraquíes colaboran actualmente con la UNMOVIC tiene 12 años de antigüedad.

17. Cuando el documento se publicó por primera vez como un documento de Microsoft Word, comprobé las propiedades del texto en el menú Archivo. Reveló a los autores del texto como P. Hamill, J. Pratt, A. Blackshaw y M. Khan. Esos nombres se eliminaron en cuestión de horas del archivo descargable. Sin embargo, en colaboración con periodistas, desde entonces he podido comprobar quiénes estas personas. La identidad de los autores es la siguiente:

Paul Hamill, un funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores;

John Pratt, un funcionario de la Unidad de Comunicaciones Estratégicas del Primer Ministro;

Alison Blackshaw, asistente personal de Alastair Campbell;

Mustaza Khan, editor de noticias del sitio web de 10 Downing Street.

EL ORDEN DEL INFORME

18. El expediente está ordenado de la siguiente manera:

La página 1.- es el resumen.

pp 2-5 consiste, en primer lugar, en una repetición de los comentarios de Hans Blix, Presidente Ejecutivo de UNMOVIC, al Consejo de Seguridad en enero sobre las dificultades que estaban encontrando. A continuación se formulan otras afirmaciones sobre las actividades de al-Mukhabarat. Estas afirmaciones no están respaldadas, y en algunos casos han sido específicamente negadas por Hans Blix. Por ejemplo, el expediente del Reino Unido afirma en la página 3 que:

“Los viajes son supervisados por oficiales de seguridad destacados en la ruta si tienen información previa. Cualquier cambio de destino se notifica con antelación por teléfono o radio para que se anticipe la llegada. La fiesta de bienvenida es un regalo”.

Esto puede contrastarse con la evaluación de Hans Blix del 14 de febrero de 2003:

“Desde que llegamos a Irak, hemos llevado a cabo más de 400 inspecciones en más de 300 sitios. Todas las inspecciones se realizaron sin previo aviso, y el permiso de acceso casi siempre se concedió con prontitud. En ningún caso hemos visto pruebas convincentes de que la parte iraquí supiera de antemano que vendrían los inspectores”.

http://www.un.org/Depts/unmovic/blix14Febasdel.htm

Del mismo modo, el informe del Reino Unido afirma en la página 3 que:

“Los escoltas están entrenados, por ejemplo, para iniciar largas discusiones con otros funcionarios iraquíes `en nombre de la UNMOVIC’, mientras que cualquier evidencia incriminatoria se esconde apresuradamente entre bastidores”.

Por el contrario, el Dr. Blix se refiere en la misma presentación del 14 de febrero que:

“observamos que el acceso a los sitios hasta ahora ha sido sin problemas, incluyendo aquellos que nunca habían sido declarados o inspeccionados, así como a los sitios presidenciales y residencias privadas”.

P 6.- es una versión simplificada del esquema del Sr. Marashi en: http://cns.miis.edu/research/iraq/pdfs/iraqint.pdf

p 7 .- se copia (arriba) del Sr. Gause (en la Secretaría Presidencial), y (en el centro y abajo) del Sr. Boyne (en el Consejo de Seguridad Nacional).

P 8.- se copia íntegramente del Sr. Boyne (en el Consejo de Seguridad Nacional).

P 9.- se copia del Sr. Marashi (en al-Mukhabarat), excepto la última sección, que es insustancial.

P 10.- se ha copiado íntegramente del Sr. Marashi (sobre el Servicio de Seguridad General), excepto la última sección, que es insustancial.

La página 11.- está copiada íntegramente del Sr. Marashi (sobre Seguridad Especial), excepto en la sección superior (sobre Seguridad General), que es insustancial.

P 12.- se copia íntegramente del Sr. Marashi (sobre Seguridad Especial).

P 13.- se copia del Sr. Gause (sobre Protección Especial) y del Sr. Marashi (Inteligencia Militar).

P 14.- se copia del Sr. Marashi (dos primeros párrafos) y luego se copia erróneamente del Sr. Boyne (sobre seguridad militar). La última sección, sobre la Guardia Republicana Especial, está copiada del Sr. Marashi.

P 15 .- se copia de los Sres. Gause y Boyne (sobre el proyecto al-Hadi / proyecto 858).

pp 15-16 .- se copia de Boyne (en Fedayeen Saddam).

p 16: La sección final, sobre la Oficina de Jefes Tribales, parece ser copiada de Anthony H. Cordesman, “Key Targets in Iraq”, febrero de 1998, http://www.csis.org/stratassessment/reports/iraq_argets.pdf, pg. 8

Páginas 17 a 19: hacer afirmaciones generales sobre los derechos humanos en Irak.

Dr. Glen Rangwala

Newnham College

Cambridge

16 de junio de 2003

————————————

Etiquetado como: , , , , ,

Clasificado en:guerra de Irak, Guerras Estados Unidos

1 Respuesta »

Trackbacks

  1. El Informe plagiado y fraudulento utilizado para justificar la guerra de Irak – Contra un Mundo Viperino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Entradas agrupadas por mes de publicación

A %d blogueros les gusta esto: