"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

Los científicos dicen que estamos asistiendo a un catastrófico declive de las especies silvestres

Los investigadores hablan de una verdadera aniquilación biológica: el estudio revela que miles de millones de poblaciones animales han desaparecido en las últimas décadas

Por Damian Carrington, 10 de julio de 2017

The Guardian


Se estaría produciendo una aniquilación biológica de la vida silvestre en las últimas décadas, estaríamos hablando de la Sexta gran extinción en la historia de la Tierra, y parece que es más grave de lo que se pensaba, según la nueva investigación.

Los científicos analizaron tanto especies comunes como raras y encontraron que miles de millones de poblaciones regionales y locales habían desaparecido. Echan la culpa a la superpoblación humana y el excesivo consumo y advierten que supone una amenaza para la civilización, con muy tiempo para que actuemos antes de que sea irreversible.

El estudio ha sido publicado en la revista revisada por pares de la Academia Nacional de Ciencias, y en él se abandona el tono generalmente comedido de los documentos científicos y califica a la enorme extinción que se está produciendo de una verdadera “aniquilación biológica” que representa “un asalto a los fundamentos de la civilización humana”.

El profesor Gerardo Ceballos, de la Universidad Nacional Autónoma de México, que ha dirigido el estudio, dijo: “La situación se ha vuelto tan nefasta que no sería ético utilizar un lenguaje contundente”.

Ya estudios anteriores demostraron que las especies se están extinguiendo a un ritmo mucho más rápido de lo que se ha visto en millones de años, pero aún así parecía que las extinciones eran algo raro, dando la impresión de una pérdida gradual de la biodiversidad. En cambio, este nuevo trabajo ofrece una visión más amplia, evaluando muchas especies comunes de las cuales están desapareciendo sus poblaciones en todo el mundo a medida que se reduce su variedad, aunque permanezcan todavía presentes en otros lugares.

Los científicos descubrieron que un tercio de las miles de especies que actualmente están perdiendo sus poblaciones no se consideran que estén en peligro de extinción y que hasta el 50% de todos los animales han desaparecido en las últimas décadas. Se han publicado los datos relacionados con los mamíferos terrestres, y casi la mitad de estos han perdido el 80% de su diversidad en el siglo pasado. Los científicos descubrieron que miles de millones de poblaciones de mamíferos, aves, reptiles y anfibios se han perdido en todo el planeta, lo que les lleva a decir que se trata de la Sexta Extinción, y que ha avanzado más de lo que se pensaba.

Un gráfico muestra la pérdida de poblaciones de vida silvestre. Miles de millones de animales han perdido sus hábitats, que han visto como se reducía año tras año.

Casi la mitad de las 177 especies de mamíferos evaluados perdieron más del 80% de su área de distribución entre 1900 y 2015.

Los científicos concluyen:

La aniquilación que se está produciendo obviamente tendrá serias consecuencias ecológicas, económicas y sociales. La humanidad pagará un precio muy alto por diezmar el único reducto de vida que conocemos en el universo”.

Según estos científicos, si bien todavía podríamos detener la debacle, las perspectivas no son halagüeñas:

Todos los indicios apuntan a que cada vez serán mayores las agresiones contra la biodiversidad en las próximas décadas, pintando un panorama sombrío del futuro de la vida, incluida la vida humana”.

La vida silvestre se está extinguiendo debido a la destrucción de los hábitats, la caza desmesurada, la contaminación por sustancias tóxicas, invasión de especies exóticas y el cambio climático. Pero la causa última de todo estos factores es “la superpoblación humana y el crecimiento continuo de la población, el consumo excesivo, especialmente por parte de los ricos”, dicen los científicos, entre ellos el profesor Paul Ehrlich, de la Universidad de Stanford. Es un trabajo fundamental, aunque controvertido.

La gran advertencia de nuestro estudio necesita que sea tenida en cuenta porque la civilización depende de las plantas, los animales y los microorganismos de la tierra, que suministran los servicios ecosistémicos esenciales, que van desde la polinización de los cultivos y la protección hasta el suministro de alimentos y el mantenimiento de un clima habitable”, dijo Ehrlich a The Guardian.

Otros servicios que aportan los ecosistemas incluyen un aire y un agua limpios.

El tiempo para actuar es breve. Lamentablemente tardará mucho tiempo antes de que se empiece a reducir la población humana a unos niveles tales que la civilización pueda sobrevivir por más tiempo. Mucho se puede hacer frente al consumo y mientras tanto se podrían ir poniendo unos remedios: reservas de vida silvestre, leyes de protección de la biodiversidad”, dijo Ceballos y que una Institución internacional es necesaria para financiar la conservación de la vida silvestre.

La investigación analizó los datos sobre 27.500 especies de vertebrados terrestres de la UICN y encontró que la variedad se ha reducido en un tercio en las últimas décadas. Muchas de estas especies son comunes y Ceballos puso un ejemplo cercano a su vivienda:

Solíamos tener golondrinas anidando años tras año en mi casa, que se encuentra cerca de la ciudad de México, pero durante los últimos 10 años no ha aparecido ninguna”.

Los investigadores también apuntan al caso emblemático del león:

El área de distribución del león ha sido la mayor parte de África, el sur de Europa y el Medio Oriente, hasta el noroeste de la India. Ahora la mayor parte de las poblaciones de leones han desaparecido”.

Distribución histórica y actual del león

El profesor Stuart Pimm, de la Universidad de Duke, Estados Unidos, que no ha participado en este estudio, dijo que la conclusión general es correcta, pero no está de acuerdo con que estemos presenciando una Sexta Extinción: “Es algo que todavía no ha sucedido, pero estamos al borde de ella”.

Pimm también dijo que hay importantes advertencias que se deducen del enfoque general utilizado.

Deberíamos estar preocupados por la pérdida de especies en grandes áreas, pero se trata de una manera un tanto cruda de decírnoslo. Hay partes donde se están produciendo grandes extinciones, pero también es cierto que hay partes del mundo donde se están produciendo notables avances. Por ejemplo, en Sudáfrica, donde se está haciendo un buen trabajo en la protección de los leones”.

Robin Freeman, de la Sociedad Zoológica de Londres, Reino Unido, dijo:

La visión general que ofrece es interesante, el quid de la cuestión se encuentra en los detalles. ¿Cuáles son los factores que provocan la disminución de las población en ciertas áreas particulares?”.

Freeman formó parte de un equipo que analizó 3000 especies en el año 2014, descubriendo que el 50% de los animales han desaparecido desde 1970, algo que concuerda con el nuevo estudio, aunque se basó en unos datos distintos a los de la UICN. Está de acuerdo en que se utilice un lenguaje contundente:

Necesitamos que las personas sean conscientes del catastrófico declive que estamos viendo. Creo que el nuevo estudio aporta algo en este sentido, aunque es difícil establecer un justo equilibrio”.

Citando la superpoblación humana como la raíz de los problemas ambientales, esto es algo que viene levantando polémica desde hace mucho tiempo, y la declaración de Ehrlich de 1968, en la que decía que cientos de millones de personas morirían de hambre en la década de 1970, es algo que no llegó a ocurrir, en parte debido a los nuevos cultivos de alto rendimiento. Ehrlich reconoce los defectos de su The Population Bomb, pero dice que ha tenido éxito en su objetivo central: alertar a las personas sobre los problemas ambientales y sobre el papel de la población humana en ellos. Su mensaje sigue siendo contundente: “Muéstreme a un científico que afirme que la superpoblación no supone un problema y le mostraré a un idiota”.

Ha habido cinco eventos de extinción masiva a lo largo de la historia de la Tierra:

  1. La primera gran extinción masiva tuvo lugar al final del Ordovícico, cuando, según el registro fósil, el 60% de todos los géneros de vida tanto terrestre como marino fueron exterminados.

  2. Hace 75 millones de años, en el Devónico tardío, el medio ambiente que había nutrido los arrecifes durante al menos 13 millones de años, se volvió hostil y el mundo se sumió en un segundo evento de extinción masiva.

  3. El registro fósil durante la extinción masiva de finales del Pérmico revela una enorme pérdida de vida: el 80-95% de todas las especies marinas se extinguieron. Los arrecifes no reaparecieron hasta unos 10 millones de años después, el mayor paréntesis en la generación de arrecifes de toda la historia de la Tierra. 

  4. La extinción masiva de finales del Triásico se estima que se llevó en torno a la mitad de todos los invertebrados marinos. En torno al 80% de todos los cuadrúpedos terrestres también se extinguieron.

  5. La extinción masiva de finales del Cretácico, hace 65 millones de años se asocia popularmente con la desaparición de los dinosaurios. Prácticamente ningún animal grande terrestre sobrevivió. Las plantas también se vieron enormemente afectadas, mientras que la vida marina tropical fue diezmada. Las temperaturas globales eran 6 a 14°C más cálidas que las actuales, con el nivel del mar unos 300 metros más elevado que el nivel actual. En esta época, los océanos inundaron hasta el 40% de los continentes.

    ————————————————————-

Etiquetado como: , , , , ,

Clasificado en:biodiversidad, cambio climático, Régimen político y económico

1 Respuesta

Trackbacks

  1. Los científicos dicen que estamos asistiendo a un catastrófico declive de las especies silvestres - MAESTROVIEJO

Entradas agrupadas por mes de publicación

A %d blogueros les gusta esto: