"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

El herbicida Roundup provoca enfermedad hepática grasa no alcohólica a dosis muy bajas

Por Claire Robinson, 9 de enero de 2017

GMWatchs.org

El análisis de los perfiles moleculares revela que el popular herbicida Roundup causa daño hepático a las dosis permitidas por las Agencias de Regulación, dice Claire Robinson.

El análisis de los perfiles moleculares revela que el popular herbicida Roundup causa daño hepático a las dosis permitidas por las Agencias de Regulación, dice Claire Robinson.

El herbicida Roundup provoca enfermedad hepática grasa no alcohólica a dosis muy bajas dentro de los niveles permitidos legalmente por las Agencias de Regulación de todo el mundo, según un nuevo estudio revisado por pares. Este estudio es el primero que viene a demostrar una relación causal entre la exposición al herbicida Roundup en una dosis ambientalmente relevante y una enfermedad grave.

El nuevo estudio revisado por pares ha estado dirigido por el Dr. Michael Antoniou del King’s College de Londres, utilizando métodos de vanguardia para determinar la composición molecular de los hígados de ratas hembra en cuya alimentación había una dosis extremadamente baja del herbicida Roundup, que tiene como principio activo el glifosato, durante un período de 2 años.

La dosis de glifosato presente en Roundup era de varios miles de veces por debajo de los niveles legales establecidos por las Agencias de Regulación de todo el mundo.

El estudio reveló que estos animales sufrían de enfermedad hepática grasa no alcohólica (NAFLD).

El Dr. Antoniou dijo:

Los resultados de nuestro estudio son muy preocupantes, ya que vienen a demostrar por primera vez una relación causal entre un nivel ambientalmente relevante de Roundup al que se ha estado expuesto durante un largo período de tiempo y una enfermedad grave, a saber, la enfermedad hepática grasa no alcohólica.

Nuestros resultados también sugieren que las Agencias de Regulación deben reconsiderar la evaluación de seguridad de los herbicidas a base de glifosato”.

roundup_enfermedad_hepatica

Implicaciones potencialmente graves para la salud humana

Los nuevos resultados demuestran que el consumo a largo plazo de una dosis muy baja de Roundup a unos niveles de glifosato de sólo 4 nanogramos por kg de peso corporal, lo que supone unas 75.000 veces por debajo de los límites legales de la UE y 437.500 veces por debajo de los niveles permitidos en los Estados Unidos.

Las Agencias de Regulación de todo el mundo aceptan los estudios de toxicidad en ratas como indicadores de los riesgos para la salud humana. Así que los resultados de este último estudio tienen serias implicaciones para la salud humana.

El NAFLD afecta actualmente al 25% de la población estadounidense y un número similar de europeos. Los factores de riesgo incluyen sobrepeso u obesidad, diabetes, colesterol alto o triglicéridos elevados (un componente de la grasa corporal) en la sangre. Sin embargo, algunas personas desarrollan NAFLD incluso si no tienen estos factores de riesgo. El nuevo estudio plantea la cuestión de si la exposición al herbicida Roundup es un factor de riesgo no reconocido hasta ahora.

Los síntomas de NAFLD incluyen fatiga, debilidad, pérdida de peso, pérdida de apetito, náuseas, dolor abdominal, vasos sanguíneos aracniformes, color amarillento de la piel y de los ojos (ictericia) picazón, acumulación de líquido e hinchazón de las piernas y el abdomen, y confusión mental.

NAFLD puede progresar hacia una esteatohepatitis no alcohólica (NASH), que hace que el hígado se hinche y sufra daños.

La mayoría de las personas con NASH tienen entre 40 y 60 años. Es más común en mujeres que en hombres. NASH es una de las principales causas de cirrosis en los adultos de los Estados Unidos. Hasta un 25% de los adultos con NASH pueden tener cirrosis.

Antecedentes del estudio

Los tejidos utilizados en este estudio se obtuvieron de un estudio anterior realizado por el profesor Gilles-Eric Séralini, de la Universidad de Caen, Francia. En este investigación del profesor Séralini se les dio a las ratas una dosis extremadamente baja, ambientalmente relevante, de una formulación comercial de Roundup, a 0,1 ppb (partes por billón) de glifosato a través del agua potable durante 2 años. La ingesta diaria de glifosato presente en el herbicida Roundup fue de 4 nanogramos por kg de peso corporal y por día, lo que representa miles de veces menos de los niveles permitidos por las Agencias de Regulación.

Del análisis de los órganos y los niveles bioquímicos de la sangre y de la orina realizados en el estudio del Prof. Séralini se pudo comprobar una mayor incidencia de daño hepático y renal en los animales que recibieron Roundup, en comparación con el grupo de control que sólo recibió agua potable sin la presencia del herbicida.

El grupo del Dr. Antoniou ha realizado un seguimiento distinto de los tejidos corporales de las ratas de aquel estudio, utilizando procedimientos moleculares y métodos analíticos estadísticos apropiados para este tipo de investigación.

En la primera investigación se realizó un análisis transcriptómico (perfil genético) de los hígados y riñones de los ratas hembra. Los resultados apoyan las observaciones realizadas a nivel bioquímico de la sangre y orina y anatómicos en el estudio de Séralini, que los órganos de los animales que consumieron Roundup sufrieron daños estructurales y funcionales, en mayor medida que el grupo de control.

Los resultados transcriptómicos indicaron una mayor incidencia de fibrosis (cicatrización), necrosis (áreas de tejido muerte), fosfolipodosis (alteración del metabolismo de las grasas) y daño mitocondrial (los centros de respiración de las células) en los animales que consumieron Roundup.

Sin embargo, aunque el análisis transcriptómico es capaz de predecir el estado de salud o enfermedad de un órgano, no proporciona una prueba definitiva del daño. Esto se debe principalmente a que no se obtiene una medida directa de la bioquímica real del órgano en estudio. Además, las alteraciones en la función genética resultantes de una prueba no siempre dan lugar a cambios en la composición física que pudieran conducir a la enfermedad.

Confirmación definitiva de disfunción hepática a bajas dosis de Roundup

En el nuevo estudio, los investigadores llevaron a cabo una investigación de las mismas muestras de hígado para confirmar la predicción de la enfermedad sugerida por el análisis transcriptómico (proteómica) y del perfil bioquímico de los metabolitos de moléculas pequeñas (metabolómica). Como la proteómica y la metabolómica miden directamente la composición real del órgano, estos métodos analíticos proporcionan una evaluación definitiva del estado de salud o de enfermedad.

En general, las alteraciones en la metabolómica y la proteómica mostraron una sustancial superposición con las características bioquímicas de la NAFLD (enfermedad hepática grasa no alcohólica) y su progresión hacia una esteatohepatitis. Por lo tanto, se confirma definitivamente una enfermedad grave como resultado de una exposición crónica a dosis muy bajas de Roundup.

Los hallazgos con más detalle

Las proteínas que se observaron significativamente alteradas (214 de 1906 detectadas), como lo demuestra el perfil proteómico, reflejaron un tipo de daño celular por la presencia de especies reactivas de oxígeno (proliferación peroxisomal), esteatosis (enfermedad hepática grave) y necrosis (áreas de tejido muerto).

La metabolómica (55 metabolitos alterados de los 673 detectados) confirmó condiciones lipotóxicas (exceso de tejido graso) y estrés oxidativo. Las alteraciones de los metabolitos también se asociaron con marcas de toxicidad hepática grave.

El nuevo estudio

Mesnage R, Renney G., Séralini GE, Ward M, Antoniou MN. “La multiómica revela enfermedad hepática grasa no alcohólica en ratas después de exposición crónica a una dosis ultrabaja del herbicida Roundup”. Informes Científicos, 2016; 6:39328.

http://www.nature.com/articles/srep39328

————————————————-

Etiquetado como: , , , , ,

Clasificado en:Alimentación, Contaminación química, Ingeniería Genética, Transgénicos

2 comentarios »

Trackbacks

  1. Transgénicos y herbicidas: unos métodos obsoletos de evaluación de riesgos – noticias de abajo
  2. La máquina de propaganda de Monsanto, a pleno rendimiento – noticias de abajo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas agrupadas por mes de publicación

A %d blogueros les gusta esto: