"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

La Gran Mentira: ¿Por qué Monsanto se iba a gastar millones de dólares en desarrollar unos cultivos que teóricamente reducirían el consumo de los pesticidas que produce?

¿Es que esta empresa está cometiendo un suicidio económico en un intento altruista de alimentar al mundo?… Los cultivos transgénicos no son otra cosa que una manera de aumentar sustancialmente sus beneficios

Por Andrew Kimbrell, 15 de diciembre de 2016

huffingtonpost.com

gran_mentira

Alguna vez hemos dicho una mentira, sobre todo esas mentiras piadosas como el proverbial “Sí, esa ropa te sienta muy bien”. Pero una gran mentira es algo diferente. Este término hace referencia a una técnica de propaganda y publicidad por la que se dice lo contrario de lo que es una obvia verdad acerca de un producto, y luego se sigue repitiendo una y otra vez hasta que se convierte en un mantra ya incuestionable por el público. Así que no importa lo mucho que esa mentira vaya en contra del sentido común: con el tiempo se convierte en algo común.

Tomemos, por ejemplo, en consideración la icónica campaña de mercadotecnia de Coca-Cola, en la que se repite sin cesar el mantra: “Coca-Cola es lo auténtico”. Bien, usted puede pensar que la Coca-Cola, a la que tengo poca estima, es cualquier cosa menos algo auténtico. Es un producto muy procesado, tiene jarabe de maíz con alto contenido en fructosa derivado de maíz transgénico, contiene colorante de caramelo y desde ahí todo va cuesta abajo. Por lo tanto, el anuncio va claramente en contra de la verdad. Pero repetido una y otra vez, el lema se acepta sin pensar.

O este otro ejemplo, la campaña de anuncios de la compañía telefónica AT&T, “Llega tan lejos que llega a tocar al otro”. Desde luego un teléfono puede se grande, pero como sabe cualquier persona que está separada de un ser querido, y lo que es su gran frustración, que la única cosa que no puede hacer es llegar a tocar a esa otra persona. En realidad, lo único que tocamos es el teclado para marcar el número de teléfono y el auricular. Una vez más, un mantra que es una falsedad pero que es repetido con frecuencia casi se convierte en una cosa con sentido.

Del mismo modo, durante más de dos décadas la publicidad de los cultivos modificados genéticamente se ha basado en una Gran Mentira. Con una agresiva campaña internacional de marketing por parte de Monsanto, el mantra ha sido, y sigue siendo, que los cultivos transgénicos “reducen el uso de herbicidas, aumentan los rendimientos y son clave para alimentar al mundo”. He estado trabajando en este asunto durante décadas y durante este tiempo he comprobado que casi todos los artículos publicados en los medios de comunicación sobre los cultivos transgénicos comenzaban con estas grandes mentiras, usando casi siempre las mismas palabras. Estas afirmaciones, como las de Coca-Cola y AT&T, desafían el sentido común. Monsanto y el resto de Corporaciones que promocionan los cultivos transgénicos, como Dow, Dupont, Syngenta y Bayer, son empresas químicas que ganan miles de millones de dólares por la venta de sus pesticidas, sobre todo herbicidas. ¿Por qué se iban a gastar cientos de millones de dólares en investigación y luego miles de millones de publicidad y grupos de presión para promover unos cultivos que en realidad “reducirían el uso de pesticidas” y así reducir sus ganancias? ¿Es que estas empresas están cometiendo un suicidio económico en un intento altruista de alimentar al mundo? Obviamente no. Se puede acusar de muchas cosas a Monsanto, de cometer muchas atrocidades durante décadas, pero justamente el altruismo no es una de las cosas de las que se le pueda acusar. Como mi organización y otras muchas han demostrado científicamente muchas veces, pero los medios se mantienen sordos ante ello, la mayoría de los transgénicos no han sido diseñados para reducir el uso de herbicidas, sino para que se usen de manera masiva. Más del 90% del maíz, la soja, el algodón y la remolacha azucarera de los Estados Unidos, han sido modificados genéticamente para soportar dosis masivas de tóxicos herbicidas que estas empresas producen, y se beneficias de ello. Normalmente hay que tener cuidado con los herbicidas porque no sólo matan a las hierbas adventicias, sino a cualquier planta, incluyendo los cultivos sobre los que se fumigan. Sin embargo, con estos cultivos tolerantes a los herbicidas se pueden fumigar extensas áreas, y sí, se acaba con las hierbas adventicias, pero los cultivos sobreviven.

Debido a los cultivos transgénicos,

cada año se rocían 45000 toneladas más

de Roundup en la tierras de cultivo de América

gran_mentira2Debido a los cultivos transgénicos, cada año se rocían 45000 toneladas más de Roundup en la tierras de cultivo de América. Estos productos químicos tóxicos contaminan el aire y el agua, matan la vida silvestre y las plantas nativas y amenazan la supervivencia de la mariposa monarca y de otras especies. En el año 2015, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, que pertenece a la OMS, clasificó al ingrediente activo de Roundup, el glifosato, como “probablemente carcinógeno”. Por tanto, para Monsanto y el resto de Empresas químicas, los cultivos transgénicos no son otra cosa que una manera de aumentar sustancialmente sus beneficios. Venden las semillas y los venenos que rocían sobre esas semillas. Es una idea genial, pero terrible para el resto de nosotros y la tierra.

¿Qué pasa con la Gran Mentira sobre el aumento de los rendimientos y que están alimentando al mundo? En el año 2009, la Unión de Científicos Preocupados publicó un Informe definitivo denominado “Fracaso en los rendimientos”, en el que se dejaba claro que no se había producido un aumento significativo de los rendimientos con los cultivos transgénicos. A pesar de la claridad de su título y del mensaje, los medios de comunicación siguen con la Gran Mentira y apenas se hicieron eco de estos resultados.

Pero como le gustaba decir a Martin Luther King, “Ninguna mentira puede mantenerse para siempre”. Y en las últimas semanas de la reciente y contenciosa campaña electoral, un sorprendente rayo de luz iluminó el prolongado debate sobre los cultivos transgénicos. Sorprendentemente, la fuente fue el New York Times, que durante tantos años ha ignorado las evidencias científicas sobre la ingeniería genética y mantuvo la Gran Mentira. Como titular de primera página, el Times se ha convertido en uno de los primeros medios de comunicación en denunciar la Gran Mentira sobre los transgénicos. El artículo del periódico se basaba en una investigación que comparaba el uso de pesticidas y los rendimientos de los cultivos en los Estados Unidos, donde la Ingeniería Genética ha dominado en los principales cultivos, y Europa Occidental, donde esa tecnología no está muy extendida. En términos generales, el uso de herbicidas había aumentado más del 20% en los Estados Unidos desde la introducción de los cultivos transgénicos, mientras que en el mismo período el uso de herbicidas en Francia, el mayor productor de cultivos de Europa, no sólo no había aumentado sino que había disminuido en un 36%. Además, el análisis realizado por el Times, que utilizaba datos de las Naciones Unidas, mostró que los Estados Unidos y Canadá “no han obtenido ninguna ventaja significativa en los rendimientos por unidad de superficie cultivada, en comparación con Europa occidental”. Así que la verdad estaba en la portada del Times para que todos la vieran. Los cultivos transgénicos han aumentado significativamente el uso de herbicidas tóxicos sin aumentar los rendimientos, sin embargo envenenan el suministro de alimentos de todo el mundo, sin que ayuden a su incremento. No es cierta la afirmación de Monsanto de que alimentan al mundo.

Los Estados Unidos y Canadá

no han obtenido ninguna ventaja significativa

en los rendimientos por unidad de superficie cultivada,

en comparación con Europa occidental”.

Es muy probable que un artículo, aunque sea importante, no sea suficiente para desmentir finalmente a Monsanto y a los amigos de la Gran Mentira acerca de la tecnología de los cultivos transgénicos. Es probable que todavía veamos afirmaciones en este sentido durante un tiempo todavía. Pero si, como decían los antiguos, la verdad es como un león, no necesita ser defendida, entonces tal vez podamos ver finalmente extinto el ya fracasado pero aún peligroso experimento de los transgénicos y pasar hacia una agricultura ecológica que realmente reduzca y eventualmente elimine los pesticidas y proporcione un futuro sostenible y seguro para todos nosotros.

Puede seguir a Andrew Kimbrell en Twiter: www.twitter.com/CFSTrueFood

——————————————————

Etiquetado como: , , , , , ,

Clasificado en:Alimentación, Contaminación química, Ingeniería Genética, Transgénicos

1 Respuesta »

Trackbacks

  1. La Gran Mentira: ¿Por qué Monsanto se iba a gastar millones de dólares en desarrollar unos cultivos que teóricamente reducirían el consumo de los pesticidas que produce? | MAESTROVIEJO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas agrupadas por mes de publicación

A %d blogueros les gusta esto: