"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

Nuevas filtraciones de documentos descubren nuevas amenazas en el Acuerdo Internacional sobre el Comercio de Servicios (TISA)

Este acuerdo comercial, primo hermano de ese otro acuerdo tan denostado, el TTIP, está diseñado para provocar una desregulación en el vasto sector de servicios a nivel mundial”

Por Nika Knight, 20 de septiembre de 2016

commondreams.org

“Ahora sabemos que el acuerdo comercial TISA socava el Acuerdo sobre Cambio Climático COP21, desregula aún más el sector financiero y socava las leyes de privacidad de datos ¿Qué otras cosas mantienen los Gobiernos en secreto?” (Foto: GGAADD / flickr / cc)

“Ahora sabemos que el acuerdo comercial TISA socava el Acuerdo sobre Cambio Climático COP21, desregula aún más el sector financiero y socava las leyes de privacidad de datos ¿Qué otras cosas mantienen los Gobiernos en secreto?” (Foto: GGAADD / flickr / cc)

Greenpeace Holanda ha hecho públicas las amenazas que para la Democracia y los acuerdos sobre el cambio climático supone el Acuerdo Internacional sobre el Comercio de Servicios (TISA), al darse a conocer varios capítulos de este acuerdo comercial, cuyas negociaciones se mantienen en la clandestinidad.

Es un día triste para la Democracia, que la gente común y corriente tenga que conocer las consecuencias de los acuerdos comerciales por las filtraciones de documentos, y que estos sean cocinados tras puertas cerradas”, dijo Nick Dearden, Director de Justicia Global con sede en el Reino Unido.

TISA es quizás uno de los acuerdos comerciales menos conocidos y mantenidos más en secreto: “En cierto modo, TISA se está manteniendo de manera aún más secreta que otros acuerdos comerciales, como CETA, TTIP o PCC (Política Comercial Común), y de hecho hay detalles de las negociaciones que empiezan a conocerse hasta cinco años después de su entrada en vigor”, observa Greenpeace.

Estas últimas filtraciones “confirman lo que los grupos de la sociedad civil, sindicatos y organizaciones de defensa de los consumidores de todo mundo han estado diciendo en contra de dichos acuerdos, y que TISA promueve la privatización y desregulación de los servicios en favor de las Corporaciones, en detrimento del interés común y de la propia Democracia”, agregó Dearden.

De hecho, las filtraciones, de las altamente secretas negociaciones que llevan a cabo 50 países de todo el mundo, vienen a confirman que de descarrillar las negociaciones del Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP), hay otros acuerdos de por medio que también pretenden demoler los principios democráticos.

Este acuerdo comercial, primo hermano de ese otro acuerdo tan denostado, el TTIP, está diseñado para provocar una desregulación en el vasto sector de servicios a nivel mundial, incrementando el comercio internacional, desde la banca a los servicios energéticos”, señala Greenpeace.

En su análisis de las filtraciones de los documentos del acuerdo TISA (pdf), Greenpeace explica que el énfasis puesto en las medidas de desregulación supone una grave amenaza de la capacidad de los países para que estos puedan suscribir los términos acordados en el Acuerdo Climático de París:

    •   A los países que suscriban el TISA se les requerirá que mantengan la liberalización y se les podrá impedir que den marcha atrás a las políticas que hayan fracasado debido a dos cláusulas esenciales: la cláusula de “statu quo” y la de “trinquete”.

    •    La cusula de statu quo bloquea el grado de liberalización en determinados sectores, esto significa que los mercados de los estados que hayan suscrito el TISA no pueden estar menos liberalizados de lo que estaban en el momento de la firma del acuerdo.

    •     Mientras tanto la cláusula de trinquete, que aparece también en otros acuerdos de comercio, impide que los países reintroduzcan las barreras al comercio que hubieran previamente eliminado de manera unilateral.

    •     Juntas, estas dos cláusulas socavan la capacidad de los gobiernos de revertir la liberalización de los servicios, incluso aunque se les hubiera votado para ello. Esto significa que se les podría impedir primero poner a prueba las políticas de liberalización, ya que no podrían dar marcha atrás si algo saliese mal.

    •     Para hacer realidad los objetivos del Acuerdo de París y para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y así evitar los impactos más nocivos del cambio climático, a los gobiernos se les tiene que permitir intervenir y utilizar todas las herramientas políticas

que tengan a su alcance.

    •     Bloquear arbitrariamente a los gobiernos en la desregulación podría tener impactos muy negativos en su capacidad para implementar el tipo de políticas climáticas necesarias para permanecer dentro de los 1,5 ºC.

   •    La muy necesaria regulación por parte de los gobiernos para establecer medidas obligatorias para el sector energético será más difícil en caso de que se acuerde una “congelación”, ya que no se permitirían regulaciones más estrictas.
•    Existe una cláusula que especifica que una vez liberalizados servicios públicos relevantes como la energía, agua potable o educación, estos no podrán volver a ser renacionalizados, y deberán estar en lo sucesivo orientados para el beneficio empresarial.
•    Los agentes económicos y empresariales participarán y podrán evitar la redacción de nuevas regulaciones que pongan en riesgo sus intereses económicos, provocando una drástica pérdida de control democrático y de capacidad de legislar por parte de los gobiernos democráticamente elegidos.
•    No se podrán distinguir entre combustibles fósiles más o menos contaminantes, haciendo imposible una eliminación gradual de los combustibles fósiles más perjudiciales como las arenas bituminosas o el gas
obtenido mediante fractura hidráulica.
•    Los acuerdos comerciales como el TISA darán lugar a un aumento del comercio de combustibles fósiles, pese a que su uso y comercio deberían estar disminuyendo para poder conseguir los objetivos del acuerdo de París.

Greenpeace también señala de que todo va bien “y pasa desapercibido para el público, TISA podría estar concluido a finales de este año”.

Ahora sabemos que el acuerdo comercial TISA socava el Acuerdo sobre Cambio Climático COP21, desregula aún más el sector financiero y socava las leyes de privacidad de datos ¿Qué otras cosas mantienen los Gobiernos en secreto?”

———————————————

Etiquetado como: , , , , , , ,

Clasificado en:Régimen político y económico, TTIP

1 Respuesta

Entradas agrupadas por mes de publicación

A %d blogueros les gusta esto: