"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

El enigmático papiloma virus humano

Por el Dr. Godofredo Arauzo, 24 de diciembre de 2015

virus_papiloma_humano
Se han identificado 234 tipos de papilomas virus humano (PVH); lo dividen en PVH de bajo y alto riesgo; los de alto riesgo son sospechosos de originar el carcinoma del cuello uterino (CCU) y los bajo riesgo que son la mayoría, producen lesiones benignas. Actualmente existe psicosis colectiva mundial por la masiva y atosigante propaganda de los fabricantes y lobistas para introducir al mercado la vacuna contra el PVH, dicen para prevenir el carcinoma del cuello uterino (CCU). No esta comprobado que la vacuna previene el PVH ní que el PVH es el que origina el CCU; son simplemente especulaciones sin sustento científico.

No existen investigaciones: estadísticas, epidemiológicas, citológicas, histológicas, colposcópicas ni clínicas que demuestren que la vacuna es eficaz.  Desde el 2009 la FDA ha otorgado también licencia para uso en varones de 9 años o más para prevenir el carcinoma del ano y verrugas. ¡Un exceso¡ y el 2014 ha otorgado licencia de vacuna contra el PVH que contiene 9 virus.

La infección por el PVH no sólo se adquiere por contacto sexual; nos contaminamos desde que nacemos; está ampliamente difundido en la naturaleza; viven en el medio ambiente y en la sangre por tiempo reducido, son ubicuos; tienen afinidad por la piel y mucosas genital, parte superior del aparato respiratorio, digestivo, ano, de la boca, encías, labios; se ha detectado en el liquido amniótico, guantes de goma, pinza de biopsia, espéculos, ropa interior, toallas, en el suelo, inodoros, gimnasios, habitación de cambios de ropas en las piscina; en general en los fomites; viven en los animales domésticos y salvajes se ha encontrado en la boca de niños de 3 a 15 años (Lomongi, Acta Odontológica Venezolana 2006).

En promedio del 3% al 93% tienen los hombres el virus; entre los 20 a 26 años las mujeres tienen la más alta frecuencia; 40% de niños y 10 % de mujeres sin sexo tienen el PVH; las embarazadas del primer trimestre 40%, tercer trimestre 60% y en el posparto 17% tienen el PVH. No todas las personas del mundo están contaminados en promedio 10% de los viven en los países desarrollados y 15%, en los subdesarrollados están contaminados con el virus. Ellos (los virus) carecen de estructura celular; no tienen metabolismo propio; requieren de una celular para vivir, son parásitos de las células; La prevalencia y tipos de PVHs varía según la regiones, geografía, edad, factores culturales, sociales, económicos y religiosos; no se distribuye por igual en el mundo; en USA el más frecuente es el PVH 16, en el África el PVH 45, América central y del sur PHVs 39-59; Canadá PVH 31, España PVHs 6-16-51-53 y Asia los PVHs 52 y 58 (Chang 2011); su frecuencia se incrementa en el segundo período del ciclo menstrual y en mujeres que usan anticoncepción hormonal y disminuye en el primer período del ciclo menstrual y que no usan anticoncepción hormonal. El porcentaje del PVH también varía en el mundo: África Subsahariana 24%, Europa del este 21.4%, Tailandia 8% , Nueva México en ambos sexos 9%, blancas no hispánicas 13.7%, hispánicas 9.7% y nativas 6.6%; Argentina 16.6%, Corea del Sur 10.4%; un meta-análisis hallaron 11.7% en mujeres con PAP normal.

El PVH vive en el cuello uterino sin ocasionar alteraciones en estado latente o subclínico, en una minoría de sacos ocasiona verruga o condilomas plano o invertido. El PVH es caprichoso, ubicuo y enigmático; aparece y desaparece del organismo; es más frecuente entre las mujeres de 20 a 26 años; desaparecen con la edad, pueden persistir sin ocasionar alteraciones; en el 80% de las mujeres que tiene el PVH en su cuello uterino desaparecen a los 20 meses por mecanismos desconocidos; se especula que sean por la acción de su sistema inmunológico…

Hasta la actualidad no existen investigaciones; estadística. epidemiológica, citológica, histológica, colposcópica ni clínica que demuestren científicamente que el PVH origina el CCU; son simples especulaciones sin sustento científico; este virus es únicamente sospechoso. En el desarrollo del CCU están implicados otros factores de riesgo, siendo el factor acto sexual demostrado científicamente que ocasiona el CCU. Nix en 100,000 monjas no halló ningún CCU ( Stafl 1980), seguido por los factores sospechosos; tabaco, alcohol, HPV, herpes simple virus 2, edad de inicio del acto sexual, número de parejas sexuales,, el hombre, factores económicos, más frecuente en mujeres de reducida economía, multiparidad, circuncisión, alteraciones del sistema inmunológico, anticoncepción hormonal, medio ambiente, inflamación crónica y otros.

En 1974 Harald zur Hausen postuló lo hipótesis que el PVH fuera el agente que ocasionara el cáncer del cuello uterino y que otros investigadores divulgaron la misma idea; pero el PVH no cumple los 5 postulados de Koch, que como dogmas se aceptan en el mundo científico médico para considerarlo como el causante del cáncer del cuello uterino. Se ha hallado el PVH en el CCU únicamente por métodos inmunológicos en el 90%, lo que puede interpretarse como que el PVH está presente o es un residuo inmunológico; no se ha hallado el virus natural, físico o nativo.

La presencia del PVH no es suficiente para el desarrollo del tumor maligno del cuello uterino, se requiere la compañía de otros cofactores exógenos y endógenos.

Nuestros conocimientos de las relaciones del PVH con los cofactores que ocasionan el CCU son insuficientes; aún desconocidos y el papel que juegan los cofactores en la aparición de la patología maligna del cuello uterino son nebulosos. Científicamente se asegura que el PVH no produce el carcinoma del cuello uterino y la vacuna no previene el PVH menos previene el carcinoma del cuello uterino; Las investigaciones deben profundizarse.

————————————————
Dr. Godofredo Arauzo
Huancayo, PERÚ

——————————————–

 

 

Etiquetado como: , , ,

Clasificado en:Cáncer, Industria Farmacéutica, Régimen sanitario, Vacunación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas agrupadas por mes de publicación

A %d blogueros les gusta esto: