"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

El fantasma de la guerra

Texto de Agustín García Calvo, incluido en su libro Noticias de abajo, páginas 177 a 182

guerra

 […]

… de lo que no le hablan a usté, mientras lo tienen distraído con mil vejeces pintureras de exhibiciones militares y cónclaves en las Altas Esferas, esas donde están los Jefes de Estado disfrazados de arcángeles, potestades y dominaciones.

Pues bien, es esa fijación y alargamiento nunca igualado de la amenaza lo solo que debe usted tomar como significativo y leer en el libro de la Actualidad.

Porque, lo que es lo demás… Hace 45 años, desde el día siguiente mismo de la Guerra Mundial y el fúnebre estreno de la Bomba Atómica sobre Hiroshima, que lo vienen alimentando a usted año tras año con el miedo de la Guerra III; y como en tanto le han nacido a usted sobrinos y hasta nietos, asegurándose también, por medio de la constante reposición televisiva de peliculones de la II (con alemanes o japoneses ensombreciendo el cielo, o con siniestros espías de la Potencia Enemiga tramando en sus cavernas electrónicas la esclavitud del Globo) de que el mismo miedo se transmitía a las sucesivas generaciones.

Pero ese miedo se mantenía gracias a que al Enemigo Futuro se le podía dar una cara tradicional y reconocible; que, no pudiendo ser ya la mueca nipona o la estólida facha nazi, era la enigmática faz eslava de la Rusia Comunista.

Pero he aquí que, con el paso de los años, también las fantasmagorías se desgastan. Cumplió largo tiempo sus fines la idea de la Guerra Fría; tuvo después que desmedrarse un tanto en forma de Coexistencia Pacífica, pero que seguía cumpliendo los mismos fines, en cuanto que mantenía la ilusión de la Dualidad, que es el soporte necesario para la amenaza de la Guerra.

Hasta que, al fin, hace unos pocos años, con la rendición (la rendición declarada: ya en marcha y visible desde casi 30 años antes) de Rusia y sus satélites al único modelo verdadero de dominación (política y económica, Estado y Capital en uno), se les jodió el trampantojo, se les acabó el truquito. Y, como el Miedo de la Guerra seguía siendo necesario para el mantenimiento de la dominación, había de momento que agarrarse a cualquier cosa; y así, la trivial estupidez (de tipo tradicional) de cualquier tiranuelo mesopotámico hubo de servirles para el caso: a ella había que agarrarse, a falta de mejor, y hacerla así durar meses y meses como sustento del Fantasma de la Guerra.

Estado y Capital

¿O le parece a usté una casualidad que, justamente detrás de la rendición de Rusia al Modelo Único, venga esta nunca vista prolongación de la amenaza de la Guerra con tal motivo? Pues no, hombre, no: es la lógica misma de las cosas. Así es como la lógica se manifiesta en la Realidad; y así es como los hombres no pueden, ciegos por sus ideas, verla manifestarse. Así que no tenga miedo, hombre: no va a haber Guerra III ni Gran Guerra ninguna.

La verdá es que Ellos (Estado y Capital en su forma vigente y progresada) ni siquiera saben ya cómo se hace eso; ya no pueden acudir a la Guerra como aquel socorrido truco del Poder que era en sus formas arcaicas. Ya los últimos amagos, aquellos de Estados Unidos en Corea y en Indochina, fueron una revelación de la impotencia en tal sentido, esto es, de la impertinencia o incompatibilidad del viejo procedimiento de la Guerra con las formas más progresadas de dominación.

Si por ventura una Gran Guerra, con el pretexto de lo del Golfo Pérsico, se desencadenase ahora, ya no podría ser una guerra en el sentido tradicional, como la Mundial del 39-45 lo fue últimamente todavía, sino nada menos que la declaración de fracaso, el comienzo del derrumbe del Sistema de Dominación vigente. Y no: no piense usté que van tan pronto los Ejecutivos de Dios a mudar de plan, a renunciar tan pronto a seguir metiéndoles popós a media Humanidad, a seguir informatizando a María Santísima, a seguir explotando a la gente con la producción y venta de basura, que es el negocio que tienen en marcha todavía, mientras el mundo aguante.

Llegará el derrumbe, claro (hasta el Imperio Romano se hundió, y ahora la Historia va más de prisa -dicen) , pero no tan pronto (no lo verán, por desgracia, mis ojos probablemente): Ellos han demostrado que, acelerados como son en el desarrollo de sus explotaciones, son más bien lentos en el cambio de negocio.

Ellos, por ahora, lo que necesitan, eso sí, son guerritas en las márgenes, como las que han venido atizando todos estos años, en el Oriente Próximo, en el Sureste asiático, en Centroamérica, entre los estatículos africanos, en los países que Ellos llaman subdesarrollados o declaran, optimistas, en vías de desarrollo; pero no la Guerra en el Centro, no.

Lo que importa, por medio de esas guerritas de las márgenes, y por la imposición televisiva de las guerras históricas para las nuevas generaciones, es mantener vigente la idea de ‘guerra’, eso sí; sin la cual (y sin el miedo consiguiente) no podrían conseguir que se siguiera creyendo que esto es una Paz: este arrasamiento de pueblos y ciudades día a día en nombre del ideal, esta desolación militar de conglomerados de bloques y desiertos cruzados por autopistas que se impone cada día para morada de la muerte, esos miles de cadáveres enlatados en la autopista cada fin de semana en las escaramuzas del Capital contra la vida, esos miles de sujetos a medio desarrollo sacrificados en las hambrunas y miserias o guerras marginales creadas en sus bordes que Estado y Capital necesitan para desarrollarse, estos miasmas de peste química y subatómica (ríase usté de los gases bélicos) que cada día amustian selvas y repudren poblaciones, esta baraúnda de transmisiones de la nada y embrollo progresivo con que, a fuerza de automatización y de informática, la Administración va hundiendo al mundo en un caos, esta idiotización de los millones de sujetos en la retaguardia (ríase usté de lavados de cerebro en cárceles soviéticas o campos de concentración) sentados ante la pequeña pantalla por la que ven la vida convertida en mentira histórica apenas está pasando: eso es lo que Ellos quieren que usted lo llame Paz.

Engaño de poblaciones

Y para eso necesitan que siga usted manteniendo el nombre, la idea y el miedo de la Guerra.

Pues bien, senor mío: ¡esto es la guerra! La encuentra usté un poco mudada de cara (esos cambios necesita el Poder para el engaño de las poblaciones), pero tiene usted que aprender a reconocerla y a llamarla por su nombre.

Así que, ya le digo: no tenga usté miedo, hombre: no va a venir la Guerra. La Guerra es esto.

Y como tampoco va usté a poder vivir sin miedo (porque así está usté hecho), lo que se le sugiere no más es que a ver si cambia usté de sentido y dirige su miedo adonde debe. En vez de tener miedo de la Guerra Futura que los Medios de Formación de Masas le venden incansablemente tenga miedo de esto que tiene encima, de esto que día a día le está aplastando: de esto que le está condenando, ya y desde ahora, al barracón y las trincheras, a la disciplina imbécil, a la obediencia ciega y a la muerte por el Ideal.

———————————

Las acciones de las Empresas fabricantes de armas aumentaron bruscamente después de los atentados de París

Por John Vives, 17 de noviembre de 2015

Activist Post

fabricantes_armas_acciones

Un reciente artículo del periodista Gleen Greewald señalaba que el valor de las acciones de las principales Empresas fabricantes de armas registraron un fuerte aumento después de los ataques terroristas en París la semana pasada. Greenwald siguió la noticia a través de otro periodista, Aaron Cantú, que publicó varias capturas de pantalla de la evolución de los precios de las acciones de las principales empresas contratistas de armas en su página de Twiter la madrugada del lunes.

El lunes, tan pronto como abrieron los mercados, las acciones de los fabricantes de armas comenzaron a subir: Raytheon, Northrop Grumman, Lockheed Martin, General Dynamics y Thales, registraron aumentos en un día que fue bastante tranquilo para el resto del mercado.

Como dice Greenwald en su artículo: “Los mercados apenas esperaron para empezar a comprar. El índice Dow sólo subió un 0,12%, por lo que se puede considerar que aquellos aumentos fueron muy pronunciados”.

Parecía que todo el mundo sabía que los ataques traerían un mayor comercio de armas, y el aumento de las acciones parece corroborar este hecho. Varios países europeos, junto con Estados Unidos, han asegurado que emprenderán más acciones militares contra Oriente Medio, a pesar de que la intervención militar occidental de la última década ha generado un enorme caos en la región.

Miles de millones de dólares de nuestros impuestos se gastan cada año para que la Industria Militar pueda llevar a cabo sus guerras en todo el planeta, y una parte sustancial de este dinero va a parar a las Empresas que venden armas y municiones a los países en guerra. Los fabricantes y distribuidores de armas no toman partido, siempre están dispuestos a recoger los miles de millones procedentes de uno u otro país, aunque eso sirva para que destruyan unos a otros.

De hecho, se puede argumentar que los incentivos financieros creados por la Industria armamentística y de saqueo de los recursos de otros países, es lo que impulsa a los Gobiernos a emprender sus guerras. Un reciente estudio demostraba que los países ricos en recursos tienen 100 veces más posibilidades de que las potencias extranjeras intervengan en sus conflictos internos.

Hay mucho dinero en juego en esta Industria, y quizás de ahí venga ese mito de que “la guerra es buena para la Economía”. Pero lo cierto, es que no favorece a nadie, excepto para los políticos y fabricantes de armas, viendo las muertes e incalculables daños que se originan.

———————————-

 

La exportación de material militar de España en 2014

País Miles de €
Afganistán 573
Alemania 272.449
Argelia 420
Andorra 25
Arabia Saudita 292.862
Argentina 549
Australia 139.689
Austria 1568
Bahrein 39.932
Bangladesh 1
Bélgica 7248
Brasil 28.867
Bulgaria 633
Camerún 28.523
Canadá 3311
Colombia 1.709
Cuba 129
Dinamarca 2.333
Egipto 107951
Ecuador 85.921
Eslovaquia 7
Eslovenia 636
EEUU 34.026
Finlandia 680
Francia 520.669
Ghana 343
Grecia 47444
Groenlandia 19.787
Guatemala 680
Hungría 387
India 14783
Indonesia 112.031
Irlanda 600
Israel 3428
Italia 96.126
Jordania 190
Kazajstán 53.896
Kenya 748
Kuwait 818
Letonia 598
Libia 279
Luxemburgo 152
Malasia 2.515
Marruecos 9.703
México 79
Noruega 2.020
Nueva Zelandia 448
Omán 64.893
Países Bajos 403
Pakistán 1.442
Perú 2.836
Polonia 803
Portugal 3.472
Qatar 667
Reino Unido 862.685
República Checa .1863
Federación de Rusia 7
Serbia 10
Seychelles 12
Singapur 2.330
Suecia 10.100
Suiza 7.225
Tailandia 3.432
Tanzanía 33
Túnez 1.612
Turquía 243.673
Uruguay 1.101
Venezuela 10.779
Viet Nam 36.492
Chile 9.607
Zambia 8
Total 3.203.251

Más de un tercio de las exportaciones españolas de armas se han realizado a países de Oriente Próximo y, especialmente, a países del Golfo Pérsico. 

———————————–

Procedencia del artículo:

http://www.activistpost.com/2015/11/stocks-prices-for-weapons-manufacturers-rise-sharply-after-paris-attacks.html

—————————————

Etiquetado como: , , , , , , ,

Clasificado en:Agustín García Calvo, Guerras Estados Unidos, Régimen político y económico

1 Respuesta »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas agrupadas por mes de publicación

A %d blogueros les gusta esto: