"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

Testimonio de Patricia siguiendo una dieta estrictamente vegetariana

Por Graduate SNC, 16 de diciembre de 2014; modificado el 6 de octubre de 2015

nutritionstudies.org

 

Patricia antes y después de seguir una dieta vegetariana

Patricia antes y después de seguir una dieta vegetariana

El 22 de noviembre de 2013 decidí seguir una dieta estrictamente vegetariana para intentar reducir los síntomas relacionados con algunos problemas crónicos de salud.

Me había estado tratando de un dolor en el abdomen y en la parte baja de la espalda. Sabía que tenía exceso de peso. Me despertaba en mitad de la noche por el dolor y durante todo el día estaba agotada. Cuando me levantaba, me mantenía inclinada durante un tiempo antes de que me pudiera enderezar. Me dolían las rodillas cuando subía o bajaba escaleras. Sabía que tenía que reducir peso y así se lo manifesté a mi médico de cabecera; quería empezar a nadar de nuevo y controlar mi dieta. Pero durante el año 2011 me hice unas pruebas adicionales para averiguar de dónde venía ese dolor persistente en el espalda y en el costado. Ya había padecido dolor con antelación y había lidiado con él. No quería tomar medicamentos porque estaba como aletargada durante el día y no parecían resolver mi problema. Así que me hicieron una tomografía computarizada.

A la espera de los resultados, tuve un extraño accidente en el patio de mi casa y me rompí el codo derecho. Fue una pesadilla, porque el día anterior en el que tenía programado una cirugía del codo me notificaron que tenía un tumor en mi riñón derecho y había que realizar una resonancia magnética. El Dr. P estuvo durante varias horas reconstruyendo mi codo, y un mes después el Dr. D me realizó una nefrectomía para extirpar un tumor canceroso en mi riñón derecho. Me realizaron la operación con el brazo enyesado y rezando para que no encontrasen más tumores que los que vieron en la resonancia magnética.

Durante 12 semanas realicé rehabilitación para tratar de recuperar la fuerza en mi brazo; la cirugía de riñón me dejó esa zona mucho más débil que antes de la operación. Durante los dos años siguientes se mantuvo el dolor en mi espalda, me realicé resonancias magnéticas adicionales, confirmando la presencia de varios discos abultados y artritis en la columna vertebral. Me realizo resonancias magnéticas anualmente y radiografías del tórax para comprobar si el cáncer se ha vuelto a presentar. De sobrevivir 5 años seré considerada como una superviviente del cáncer, incluso aunque éste apareciese al sexto año. El Dr. D me dijo que lo habían cogido a tiempo, pero la mala noticia que me dijo es que este tipo de cáncer suele regresar. Tardé en sobreponerme ante esta afirmación y me sentía como si estuviera esperando a que la enfermedad volviese. Así que la preocupación por el cáncer, el dolor constante de mis rodillas y la artritis en la espalda, me causaron un tremendo estrés. Me sentía terriblemente mal. Tenía que volver a tomar el control. La compasión empezaba a ocupar cada parte de mi vida.

Busqué respuestas. Acudí a un gimnasio y empecé a escuchar “Forks Over Knives” mientras hacía ejercicio en la cinta. Leí libros del Dr. Campbell, el Dr. Esselstyn y el Dr. McDougall. Vídeos como “Food Matters” y “Hungry for Change” me animaron a cambiar mi dieta, pero las entrevistas del Dr. T. Colin Campbell y el Estudio de China me ayudaron a superar el obstáculo, y de hecho he empezado un nuevo estilo de vida basado en una alimentación vegetariana. Finalmente me inscribí en el Programa de Nutrición estrictamente Vegetariana del Dr. Campbell, que terminé en abril de 2014.

De eso hace más de un año y me siento mucho mejor. Todavía estoy en la fase de cambio, pero soy mucho más receptiva a intentarlo. La gente me pregunta: “¿Por qué no comes carne ni queso?”. Me divierte ver sus caras y algunas me dicen que lo mío es una medida extrema. Pero cuando se lucha contra enfermedades que se pueden invertir con una buena nutrición, una alimentación vegetariana es una elección fácil en comparación con la administración de medicamentos que se supone son para superar la enfermedad, pero que me producían debilidad.

Patricia Smith ha compartido su testimonio para que otros sepan acerca de los beneficios de una alimentación estrictamente vegetariana. Si usted tiene también alguna experiencia con la alimentación vegetariana, por favor póngase en contacto con nosotros.

——————————

Procedencia del artículo:

http://nutritionstudies.org/patricias-plant-based-health-story/

———————————-

Etiquetado como: , , , ,

Clasificado en:Alimentación, Régimen sanitario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas agrupadas por mes de publicación

A %d blogueros les gusta esto: