"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

Transgénicos, Mark Lynas y cartas al Editor de The New York Times

Cartas al Editor, 4 de mayo de 2015

The New York Times

 

En Bangladesh se cultivan cuatro variedades de una berenjena transgénica: (Bt Brinjal-1 (Uttara), destinada a la región de Rajshahi, Bt Brinjal-2 (Kajla) para cultivarse en las región de Barisal, Bt Brinjal-3 (Nayantara) para Rangpur y Dhaka, y Bt Brinjal-4 (Iswardi local) en Pabna y Chittagong.

En Bangladesh se cultivan cuatro variedades de una berenjena transgénica: (Bt Brinjal-1 (Uttara), destinada a la región de Rajshahi, Bt Brinjal-2 (Kajla) para cultivarse en las región de Barisal, Bt Brinjal-3 (Nayantara) para Rangpur y Dhaka, y Bt Brinjal-4 (Iswardi local) en Pabna y Chittagong.


Respuesta a “Cómo me convertí en un defensor de los alimentos transgénicos” ( publicada el 26 de abril)

Mark Lynas afirma que existe consenso científico sobre la seguridad en el consumo de los alimentos transgénicos. No hay nada que sea intrínsecamente seguro o peligroso cuando se introducen genes extraños en las plantas procedentes de otras especies muy distintas. Cada modificación genética es una entidad separada que debe ser probada de forma independiente y con rigor para garantizar su seguridad.

Por desgracia, la normativa vigente en Estados Unidos no exige de tales pruebas, y la mayoría de los estudios que apoyan las afirmaciones del redactor (Mark Lynas) han sido financiadas o apoyadas por la propia Industria. Incluso hablar de que un transgénico como entidad única es seguro para el consumo o no perjudicial para el medio ambiente, es algo acientífico.

SHELDON Krimsky

JEREMY GRUBER

Nueva York

Sheldon Krimsky y Jeremy Gruber son, respectivamente, Presidente de la Junta Directiva y Presidente del Consejo para una Genética Responsable, y coeditores del libro “El engaño de los transgénicos”.

——————–

Carta al Editor:

Es difícil decirles a los agricultores de la empobrecida Bangladesh que se debiera prohibir el cultivo de la berenjena transgénica, que podría mejorar sus condiciones de vida. En este caso, los conocimientos científicos se han usado para mejorar la vida de los agricultores, a la espera de mejorar también la nutrición, la seguridad alimentaria y otros beneficios destinados a las personas del tercer mundo.

En el lado opuesto se encuentra el maíz Roundup Ready, modificado genéticamente para que resista la acción del herbicida Roundup, un herbicida fabricado por la misma Empresa (Monsanto) que ha desarrollado la semilla, sobre la que puede rociar directamente el producto. Este es un concepto reprobable, con el único afán de lucro.

Vamos a aclarar que los transgénicos podrían tener su lugar en el caso de que existiese un beneficio público significativo. Pero con el maíz transgénico Roundup Ready sólo se beneficia Monsanto.

Jason Walker

Minneapolis

Jason Walker trabaja en una Asociación de Agricultura Sostenible.

—————————

Carta al Editor:

Lo que dice Mark Lynas sobre los agricultores de Bangladesh no representa la realidad de lo que está ocurriendo con la berenjena transgénica allí. Los ensayos que hasta ahora se han hecho con la variedad de berenjena transgénica han dado resultados muy pobres: la Ingeniería Genética no protege a las plantas contra las plagas de insectos y ha acarreado la pérdida de los cultivos y que los agricultores contraigan elevadas deudas.

Por otro lado, en Bangladesh y en toda esa región en general, los agricultores que están utilizando técnicas ecológicas, trabajando dentro de una red de agricultores, como Navdanya en la India, están alcanzado mayores rendimientos con poco o ningún uso de pesticidas químicos.

En la redacción de varios Informes sobre cuestiones alimentarias y agrícolas, he conocido a muchos agricultores de Bangladesh, la India, Brasil, Polonia, Kenia, Mali y otros países de todo el mundo, que están informando de buenos resultados mediante técnicas de agricultura ecológica, mejorando, guardando y compartiendo las semillas tradicionales, Los agricultores ven como sus rendimientos suben, mientras que aprenden una forma de agricultura que nos les crea dependencia de las Empresas de semillas y fertilizantes, ni exponen a los campos a sustancias químicas nocivas.

La visita del Sr. Lynas a Bangladesh fue organizada por la Nueva Alianza de Cornell para la Ciencia, financiada mediante una donación de 5,6 millones de dólares de la Fundación de Bill y Melinda Gates, que promueven la Biotecnología, no los conocimientos científicos sin un interés determinado.

ANNA Lappé

Berkeley, California.

Anna Lappé es Directora fundadora del Instituto Small Planet

————————-

Carta al editor:

Mark Lynas defiende los conocimientos científicos lo mismo de nosotros, pero ignora algunos problemas acuciantes. Afirmar que la Biotecnología es segura es como decir que la electricidad es segura. La Ingeniería Genética se puede utilizar de una forma segura o de una forma irresponsable. Los científicos, Corporaciones y las Agencias Gubernamentales tratan de evitar este último uso, y las Agencias de Regulación necesitan datos científicos sólidos para evaluar los riesgos.

Por ejemplo, muchos afirman que podría evitarse que los genes introducidos en la berenjena transgénica se propaguen. Sin embargo, en la India se ha descubierto recientemente que la berenjena transgénica puede realizar polinización cruzada con su pariente silvestre (Solanum insanum), una hierba que nace en las cunetas y tiene unos frutos comestibles. Las abejas polinizan, dispersan las semillas y debido a la intervención humana, los genes diseñados para esta berenjena se pueden diseminar por los campos de una forma no controlada.

El Sr. Lynas tampoco hace mención a los numerosos inconvenientes para la regulación, y las consecuencias políticas y económicas si la berenjena Bt de polinización abierta en Bangladesh traspasa las fronteras nacionales. Tampoco muestra ningún respeto por las personas que quieren saber si consumen o no un producto transgénico.

ALLISON A. SNOW

PRIYA Davidar

Columbus, Ohio

Profesora de Evolución, Ecología y Biología de Organismos en la Universidad Estatal de Ohio; el Dr. Davidar es Profesor de Ecología y Ciencias Ambientales en la Universidad de Pondicherry, la India.

——————————-

Procedencia del artículo:

http://www.nytimes.com/2015/05/04/opinion/when-food-is-genetically-modified.html

——————————-

Etiquetado como: , , , , , , , , , ,

Clasificado en:Alimentación, Ingeniería Genética, Monsanto, Transgénicos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas agrupadas por mes de publicación

A %d blogueros les gusta esto: