"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

Descenso de la cosecha de maíz transgénico en la UE y Nueva Directiva europea sobre los cultivos transgénicos

Agrimoney.com, 14 de enero de 2015

Hectáreas cultivadas de maíz transgénico en distintas Comunidades Autónomas, en 2011. Tabla: http://triplenlace.com/

Hectáreas cultivadas de maíz transgénico en distintas
Comunidades Autónomas, en 2011. Tabla: http://triplenlace.com/

La producción de maíz transgénico en la Unión Europea descendió el año pasado, al contrario que el maíz convencional, que aumentó, alcanzado un máximo histórico en su producción. Sin embargo, no parece que vayan a detenerse las importaciones de productos biotecnológicos.

En la UE la producción de maíz modificado genéticamente fue de sólo 131.478 toneladas el año pasado, con un descenso del 11,7% con respecto al año anterior, según datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

En la UE se cultiva una sola variedad de maíz transgénico, la única cuyo cultivo está permitido. Por el contrario, la producción general de maíz aumentó un 15,1%, y eso a pesar de un ligero descenso en la superficie cultivada.

En el caso del maíz transgénico las hectáreas cultivadas fueron 9550, lo que representa menos del 1% de la superficie total del maíz cultivado.

Mayor importación de transgénicos

La mayor disminución se produjo en España, donde se cultiva hasta el 90% de todo el maíz transgénico de la UE, el maíz MON810 de Monsanto, una variedad resistente al gusano barrenador europeo del maíz.

Sólo en otros cuatro países de la UE se cultiva maíz transgénico, en pequeñas cantidades: Portugal, República Checa, Rumanía y Eslovaquia. Los agricultores polacos rechazaron su cultivo en 2012, y los productores franceses y alemanes a finales del año 2000.

Sin embargo, la UE sigue siendo un gran importador de soja y maíz transgénicos, según se señala en el Informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, indicando que estos productos importados se utilizan principalmente en la alimentación en los sectores ganadero y avícola. [ N. del T.: En un reciente estudio (pdf) se demostraba que los fragmentos ingeridos del promotor CaMV (virus del mosaico de la coliflor), utilizados en muchos cultivos transgénicos, se han encontrado en la sangre, el hígado y los tejidos del cerebro de las ratas empleadas con motivos experimentales. Es decir, fragmentos de las cadenas de ADN utilizadas en los procesos de transgénesis podrían subsistir al proceso de la digestión]

La UE tiene un déficit en la producción de proteínas vegetales, no produce las suficientes como satisfacer su demanda”.

Es difícil encontrar otras alternativas

El principal producto transgénico que se importa es la harina de soja, de la cual sólo el 20% no es transgénica, según revela el Informe. Esta harina no transgénica va destinada a los sectores de producción ecológica y aquellos otros productos que se etiquetan como libres de transgénicos. Pero como los transgénicos, en términos globales, siguen aumentando su producción, “resulta cada vez más difícil para los importadores europeos adquirir productos no biotecnológicos. La disponibilidad está disminuyendo y los precios van en aumento”, dijeron los técnicos de la USDA.

Plan nacional de producción

El citado Informe también señala que la ZDG, la Asociación de Avicultores Alemanes, ha retirado su compromiso de suprimir la alimentación con piensos transgénicos en un período de 14 años, aunque esta Asociación está reconsiderando el restablecimiento de ese compromiso.

Mientras tanto, Francia está intentando aumentar su propia producción no transgénica, para así reducir la dependencia de las importaciones. En un plan dado a conocer el mes pasado, se concederán ayudas durante un período de 7 años a los agricultores franceses para el cultivo de guisantes, habas y soja, para así revertir el descenso de estos cultivos, que hoy en día representan menos del 2% de la superficie cultivada.

La producción de Francia de proteaginosas alcanzaba en 1992 la cantidad de 3,32 millones de toneladas, reduciéndose de forma progresiva un 78%, quedando la producción en 750.000 toneladas.

—————-

Procedencia del artículo: http://www.agrimoney.com/news/eus-harvest-of-genetically-modified-corn-falls–7864.html

—————–

Nueva Directiva europea sobre los cultivos transgénicos: fortalecimiento de las Empresas de Biotecnología en perjuicio del marco jurídico, la salud pública y el medio ambiente

Comunicado de prensa del CRIIGEN, 15 de enero de 2015

La Nueva Directiva sobre cultivos transgénicos aprobada por el Parlamento Europeo abre las puertas para la aprobación de más cultivos transgénicos y no supone ningún fortalecimiento de sus Estados miembros, asignando también a la EFSA un monopolio en los conocimientos aportados por la investigación científica que es inaceptable, dada la presencia en esta Agencia de grupos de presión de la Industria Biotecnológica

El pasado martes, 13 de enero de 2015, el Parlamento Europeo aprobó la Nueva Directiva que cambia sustancialmente la comercialización y el cultivo de transgénicos en Europa a expensas del marco jurídico, la salud y la seguridad ambiental. Este nuevo texto europeo se ofrece como una “renacionalización de la autorización de los transgénicos”, destinado a ser más rigurosos y objetivos, facilitando que los países que forman parte de la UE puedan prohibir los cultivos transgénicos. El lobby de la Biotecnología, con el apoyo de algunos Estados miembros protransgénicos que forman parte del Consejo Europeo (Reino Unido, Países Bajos, España…), se las arregló para imponer su voluntad de introducir más transgénicos en Europa. La Nueva Directiva da más poder a las Empresas, trabajando en colaboración con los Estados miembros en los que respecta a las autorizaciones que deben ser negociadas, al tiempo que facilita el proceso de comercialización y cultivo de nuevos transgénicos.

El GRIIGEN sólo puede señalar que no ha salido reforzada las evaluaciones de seguridad a nivel europeo, en particular en cuanto a una gestión más transparente de la EFSA, que ahora se coloca como el único garante de la salud pública. Lamentamos profundamente que la Nueva Directiva prohíba a los Estados miembros tomar decisiones en base a sus propios análisis de riesgos para la salud y el medio ambiente para establecer prohibiciones legales en su territorio. En los últimos 16 años, el CRIIGEN ha denunciado la inadecuada evaluación de los transgénicos y sus pesticidas asociados, especialmente cuando se supo en 2012 de los efectos por una exposición a largo plazo tanto de los profesionales de la agricultura y sus familias, como para los consumidores. Según el profesor G.E. Séralini, quien recientemente fue invitado al Parlamento Europeo para hablar sobre el tema, : “Los grupos de presión trabajan dentro de la EFSA como expertos que han descuidado los resultados de nuestro estudio llevado a cabo durante dos años, y siguen socavando la salud pública y monopolizando lo que se debe hacer y lo que no”.

Corinne Lepage, Presidenta Honoraria del CRIIGEN y exvicepresidenta de la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo, dijo: “Esta Nueva Directiva ha modificado completamente el texto votado inicialmente en el Parlamento Europeo, que se basaba en las recomendaciones de un Informe que me habían solicitado. El texto inicial suponía un paso considerable hacia una reglamentación más estricta de los transgénicos, permitiendo su prohibición si se consideraba que no estaba demostrado que fuesen seguros, o daba poder a los Estados para declarar un moratoria en su cultivo. Aquel texto sobre los transgénicos hablaba de legislación ambiental, no de comercio interior. En última instancia, este nuevo texto no sólo abre las puertas para la aprobación de más transgénicos en Europa, sino, que al contrario de lo que se ha declarado, no da seguridad jurídica a los Estados miembros si quisieran prohibir los transgénicos en su territorio. Lamentablemente, una vez más, las Instituciones Europeas han demostrado no tener ningún tipo de consideración a los deseos de los consumidores europeos, que parece ser no son dignos de tenerse en cuenta, y que eso que se llama Democracia es para ellos una palabra hueca carente de sentido”.

Además, el Dr. Joel Spiroux de Vendômois, presidente del CRIIGEN, dijo: “Resulta triste comprobar cómo la mayoría de los Eurodiputados han olvidado que los transgénicos son plantas no deseadas para los ciudadanos europeos, que pagarán un alto precio en términos de salud, debido al impacto subestimado de los transgénicos y los pesticidas a ellos asociados, como ya se ha demostrado”.

——————-

http://criigen.org/communique/90/display/Nouvelle-directive-OGM-Renforcement

——————-

Artículos relacionados:

http://www.aragon.attac.es/2015/01/16/ocho-preguntas-sobre-la-directiva-de-transgenicos-aprobada-en-la-union-europea/

——————-

Un vídeo sobre la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria):

——————-

 

 

Etiquetado como: , , , , , , , , , , , , , ,

Clasificado en:Alimentación, Ingeniería Genética, Transgénicos

Entradas agrupadas por mes de publicación

A %d blogueros les gusta esto: