"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

Respuestas ante el cambio climático

Analizando algunas ideas

Por Alton C. Thompson, 5 de abril de 2014

Dissident Voice

calentamiento_global

El economista William D. Nordhaus en su libro El Casino del Clima: Riesgos, Incertidumbres y Economía del Calentamiento global, publicado en 2013, sostiene, por ejemplo en la página 169, que hay cuatro posibles respuestas para hacer frente al problema del calentamiento global:

1.- Reducir la tasa de crecimiento económico mediante la reducción de nuestros niveles de vida.

2.- Cambiar nuestro estilo de vida, reduciendo aquellas actividades que impliquen el uso de combustibles fósiles ( por ejemplo, reduciendo los viajes en avión).

3.- Continuar con la producción y transporte de productos de consumo y personas al mismo nivel de ahora, pero utilizando tecnologías de bajas o nulas emisiones de carbono.

4.- Continuar con la quema de combustibles fósiles, pero eliminar el CO2 después de la combustión, Es decir, emplear técnicas de Geoingeniería.

¿Deben tenerse en cuenta estas propuestas? Y de ser así, ¿quién las debe tener en consideración? Antes de responder a estas preguntas, debiéramos responder a otra: ¿Qué debiéramos saber sobre el calentamiento global antes de abordar estas propuestas? Me permito sugerir los siguientes importantes hechos:

  • Existe consenso entre los científicos del clima en que la media mundial de las temperaturas aumentará en 2ºC ( se establece como base el inicio de la Revolución Industrial, es decir, alrededor de 1750 d. de C.), a pesar de los mecanismos empleados para detener este proceso y sustituir o reemplazar a los mecanismos que favorecen el cambio climático. James Hansen dice que incluso establecer un objetivo de un aumento de 2ºC en la temperatura media mundial es demasiado alto.

  • El compromiso que se ha establecido es de un aumento de las temperaturas medias entre un 1ºC y 1,5ºC. Si la emisión de gases de efecto invernadero cesara de repente, esos gases no desaparecían de la noche a la mañana. Su presencia continuaría en la atmósfera, y por lo tanto seguirían influyendo en la temperatura media mundial. Es cierto que esta temperatura media podría descender con el tiempo, pero estos gases podrían originar un aumento de la temperatura media en 1ºC más o incluso 1,5ªC (1,8ºC a 2,3ºC de aumento de la temperatura media global).

  • Considerando que los seres humanos van a seguir emitiendo gases de efecto invernadero a la atmósfera ( lo cual parece un hecho indiscutible), es prácticamente seguro que se va a producir una aceleración en el aumento de la temperatura media mundial. La pregunta es saber si esto ocurrirá en unas pocas décadas o en unos pocos años.

  • Es posible que se emplean técnicas de Geoingeniería que impidan un aumento tan grande de las temperaturas. Pero no hay razón para pensar que dichas medidas vayan a ser empleadas antes de llegar a un punto de no retorno, y aun cuando se introdujeran con prontitud esas medidas, existe la posibilidad de que agravasen aún más la situación. No es de extrañar que hace poco dijese Al Gore que el empleo de tales medidas es una auténtica locura.

  • Existe una tecnología que permitiría una conversión de las fuentes de energía basadas en los combustibles fósiles en otras distintas, y es concebible que esa transición hacia esas fuentes alternativas de energía se produjese antes de la aceleración en el aumento de la temperatura media global. Pero tomar tales medidas requiere de la participación de los Gobiernos, y ya sabemos que los Gobiernos están controlados por Wall Street, por las grandes Corporaciones y una minoría de ricos, con lo que la probabilidad de que esto ocurra es cero.

A la luz de estas cinco consideraciones, es razonable concluir que:

  • Es probable que se produzca un colapso social en unas pocas décadas, o incluso en unos pocos años.

  • Esto dará lugar a una hambruna generalizada, aumento de las enfermedades y de la violencia, hasta el punto de que la mayoría de la población mundial desaparezca, incluso con la posibilidad de la extinción de nuestra especie (Todos los días se produce la extinción de varias especies).

Ninguna de las opciones analizados por Nordhaus reconoce estas dos posibilidades. Por lo tanto, me veo obligado a concluir que todas sus consideraciones no tienen validez. (¿Recomendaciones de un economista? ¿No es sorprendente?)

Una de sus sugerencias, si se reformulase, podría tener algo de verosimilitud. Es cuando hace referencia a un cambio en nuestro estilo de vida, nuestra forma de vivir, lo que podría dar esperanza a algunos a sobrevivir, pero sería únicamente un retraso en una muerte prematura.

Tal y como yo lo veo, un cambio en nuestra forma de vida implicaría un cambio drástico que supondría una de estas tres opciones:

  • Convertirse en granjero

  • Formar una comunidad con otras personas o familias.

  • Ir a convivir con comunidades ya existentes.

Independientemente de la opción que se elija, habría que buscar lo siguiente: Ser autosuficiente y económicamente independiente, y anticiparse a los efectos del calentamiento mundial (producción de alimentos, acceso al agua, soportar tremendas tormentas, etc).

Tenga en cuenta que no hago ninguna referencia a los Gobiernos, por la sencilla razón de que sería inútil mirar hacia el Gobierno pensando que va a tomar algún tipo de iniciativa en este sentido. Es cierto que durante la Gran Depresión se aprobaron programas para la formación de comunidades, pero no se involucró a muchas personas, y la probabilidad de que el Gobierno emprenda de nuevo algo parecido hoy en día es cero.

Tengo cinco nietos, y me gustaría ser más optimista sobre el futuro de la Humanidad, pero francamente no veo razones para serlo.

Al Thompson trabaja en la gestión de una empresa de ingeniería en Milwaukee. Su dirección de correo electrónico es : A.Thompson@Astronautics.com.

Procedencia del artículo: http://dissidentvoice.org/2014/04/responding-to-global-warming/#more-53643

 

Etiquetado como: , , , , , , , , ,

Clasificado en:Alternativas Capitalismo, cambio climático, Régimen energético, Redes consumo locales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas agrupadas por mes de publicación

A %d blogueros les gusta esto: