"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

Guerra de Irak: a diez años de la ocupación

Por T.J.Coles, 18 de marzo de 2013

Axis of Logic

Manos de una anciana iraquí que se aferra a la parte posterior de un camión que transporta comida.

Manos de una anciana iraquí que se aferra a la parte posterior de un camión que transporta comida.

Nota del editor: Éste es el primero de una serie de artículos escritos por el periodista de Axis of Logic T.J.Coles, a raíz de cumplirse el 10º aniversario de la invasión de Irak el 20 de marzo de 2003. El 17 de octubre de 2001, The New York Times empezó a designar la guerra de Irak como “La guerra olvidada”. Trabajamos para que no sea olvidada la invasión y la destrucción de Irak, ni el millón de muertes iraquíes que hasta el momento se han producido. Este artículo incluye un reportaje fotográfico de imágenes tomadas el año de la invasión, 2003.

  • Les Blough, editor.

“Hasta ahora, lo único en que han tenido éxito los libertadores ha sido en liberar las almas de los iraquíes de sus cuerpos”

  • George Monbiot, The Guardian, 1 de abril de 2003

  • Fue un gran día. Murió mucha gente. Es cierto que también murieron algunos civiles, pero ¿qué vamos a hacer? Lo siento… pero la chica se puso en el medio”.

    – Sargento de Marines de los Estados Unidos Eric Schrumpf. New York Times, 29 de marzo de 2003

Unos 15 vehículos… bloquearon el puente que lleva a Nasiriya. Acribillamos los vehículos a balazos. Algunos se incendiaron y se convirtieron en montones de hierros retorcidos y calcinados. Marcos Franchetti, de The Times, contó 12 civiles iraquíes muertos. En realidad se trataba de iraquíes que huían cuando se toparon con los marines estadounidenses. Dispararon. El cabo Ryan Dupre expresó más tarde la satisfacción suya y de muchos de sus compañeros: “Los iraquíes son gente enferma y nosotros somos la quimioterapia. Estoy empezando a odiar este país. Antes que hacer preso a un iraquí lo mataré…”

– Mark Franchetti, “Marines estadounidenses disparan contra civiles en el Puente de la Muerte”, The Times, 30 de marzo de 2003

“A 33.000 pies de altura un piloto sólo oye su respiración, de modo que existe una completa desconexión con lo que ocurre en el suelo, con la máscara de oxígeno y el tubo que le rodea el cuello como una bufanda. El 2 de abril de 2003 preguntó un compañero a otro: “¿Cómo te fue?. Y la respuesta fue: ¡Kaboom!”. No oye cuando explotan las bombas, ni siquiera ve las explosiones. Vive en una realidad virtual, en un completo aislamiento psíquico. Son hombres de entre 20 y 30 años y no hablan de las matanzas”.

“El teniente Stan Wilson, de 33 años, hijo de un barbero de Iowa, dijo: “No hablamos de eso, ni nos preocupa…. Me ocupo del pago de las letras de mi coche, y los otros de su novias y esposas. ¡Kaboom! Los pilotos racionalizan la lluvia de bombas que lanzan escondiéndose detrás de la piedad, el bombardeo de precisión como un consuelo, y se dicen: esto no es Dresden ni Tokio. 85 civiles iraquíes muertos el 2 de abril, pero esto no es Dresden ni Tokio… Tengo fe en cómo hacemos las cosas… no creo que me esté engañando a mí mismo”.

– Cursor. org

Irak1

Irak2

Irak3

Irak4

irak5

Irak6

irak8

irak9

irak10

irak11

irak12

irak13

irak14

LAST-DITCH IRAQ SUMMIT UP AND RUNNING

 El  3 de marzo de 2013 se conmemora el décimo aniversario de la invasión anglo-estadounidense de Irak. A pesar de lo que digan los medios de comunicación occidentales, Estados Unidos no se ha retirado del país. Sigue manteniendo bases militares permanentes, destacando el campamento de al-Balad (1); hay mercenarios británicos y se siguen ocupando tierras (2); la mayor parte de los yacimientos petrolíferos más importantes del país están en manos de empresas extranjeras ( en su mayoría occidentales) (3). Casi después de una década después de que se trajese la Democracia a Irak, UNICEF hacía la siguiente declaración:

La incesante violencia no sólo establece un telón de fondo a la vida cotidiana de gran parte de Irak, sino que también se ha debilidad la posibilidad de gobernar el país, se ha paralizado la capacidad para alimentar, proteger y educar a sus gentes… La inestabilidad política y económica ha llevado a una mayor vulnerabilidad de las mujeres y niños, que se ven amenazados por la pobreza, la desnutrición, la falta de agua potable y el saneamiento, la falta de recursos educativos y se amplía la perspectiva de mayor violencia y abusos… Los iraquíes deben luchar contra la sequía, unas infraestructuras diezmadas, y una gran parte de la población está refugiada o se ha visto desplazada”. (4)

En una encuesta de Gallup publicada en el año 2012 se dice que “el bienestar emocional diario de los iraquíes se ha deteriorado a raíz de una caída de la calidad de vida”. La encuesta también dice que “el porcentaje de iraquíes que sufren angustia se ha duplicado del 34% en 2008 al 70% en septiembre de 2011, y el porcentaje de los iraquíes que se muestran indignados con la situación ha pasado del 38% al 60%. El sesenta por ciento decía sentir strees, el sesenta por ciento, ira, el cuarenta y seis por ciento, tristeza” (5).

La esperanza de vida de los iraquíes ha pasado de 65 años en 1980 bajo la tiranía de Saddam Hussein a 58 años bajo la ocupación anglo-estadounidense”.

La probabilidad de que un adulto muera antes de cumplir los 60 años ha aumentado casi en un 40% desde el año 2000”, según decía el Inspector General para la Reconstrucción de Irak al Pentágono. El año 2000 fue el momento de mayores sanciones contra Irak por parte del anglo-estadounidenses, matando a más de un millón de iraquíes. “La tasa de mortalidad materna, 84 por cada 100.000 nacimientos, es el doble que la de Jordania” (6).

Los nuevos jefes, igual que los antiguos

Creían los invasores que a este país rico en petróleo no se le permitía la explotación adecuada de sus recursos y que el régimen de Saddam Hussein sería sustituido por otro similar.

Las fuerzas de seguridad iraquíes… podrían ofrecer una sensación de estabilidad, al menos a corto plazo, y podría parecer existir una independencia frente a una intervención en la región”, decía Charles Tripp, asesor gubernamental (académico de Oxford), poco antes de la invasión. “El hecho de que pareciera como precursor de un régimen como el de Sadam Hussein, y que surge en circunstancias similares, sólo sería un motivo momentáneo de preocupación” (7).

Este motivo momentáneo de preocupación continúa siendo una prolongada agonía para los iraquíes. Los candidatos elegidos por las fuerzas Democráticas, las fuerzas de ocupación, fueron: Iyad Allawi, de Iraqi National Accord, con vínculos muy estrechos con el MI6; con sede en Londres, la CIA financió al Congreso Nacional Iraquí, liderado por títeres de Occidente y algunos asistentes al Club Bilderberg, como Ahmed Chalabi; las vínculos parlamentarios entre el Reino Unido y Kurdistan’s Jalal Talabani se remontan al menos a 1991, y el líder de Al-Dawa, Ibrahim al-Jaafari, que se convirtió en el Primer Ministro en 2205. El Consejero de Seguridad Nacional de Clinton, Sandy Berger, explicó cuál era el objetivo de promover la Democracia, en diciembre de 1998: “reunir a todos los grupos de la oposición y trabajar de forma conjunta” (8).

Tres meses antes de la invasión, en 2003, varios grupos de la oposición se reunieron en el Hotel Metropole de Londres. A la reunión asistieron “ mullahs y 350 líderes kurdos, intelectuales y miembros de la diáspora iraquí”, escribió Patrick Cockburn.

“La fuerza motriz que estaba detrás de la conferencia era el grupo de la cuatro, , es decir, lUnión Nacional Iraquí, el Partido Democrático del Kurdistán, la Unión Patriótica del Kurdistán y el Consejo Supremo de la República Islámica de Irak. También asistió Chalabi, y en contra de los temores de que la influencia iraní se extendiera en Irak, los Estados Unidos y el Reino Unido fomentaron la colaboración con el ayatolá iraní Majid al-Sayid Khoie, el hijo del gran ayatolá al-Khoie, que fue asesinado dos años después”. (9)

Durante años no ha habido diferencias tangibles entre el Irak controlado por Occidente y su antiguo colaborador, Saddam Hussein. Alrededor de 1000 personas se encuentran en el corredor de la muerte en Irak, la mayoría de las cuales son periodistas, activistas, líderes sindicales, etc. Son ejecutados por ahorcamiento después de un simulacro de juicio, totalmente arbitrario. El régimen de al-Maliki, así como los de sus predecesores, disponen de multitud de prisiones secretas. Las prácticas de la policía iraquí, entrenada por las fuerzas anglo-americanas, son deplorables. Un Informe de Amnistía Internacional decía:

Violación o amenazas de violación; utilización de cables y mangueras; suspensión prolongada por las extremidades; descargas eléctricas en partes sensibles del cuerpo; rotura de las extremidades; arrancamiento de la uñas con alicates; asfixia con bolsas de plástico en la cabeza; atravesar el cuerpo con taladros; forzados a sentarse en objetos cortantes, como botellas rotas. Estos son algunos de los métodos de tortura empleados contra los hombres, mujeres y niños por la fuerzas de seguridad (anglo-estadounidenses) iraquíes” (10)

Los investigadores internacionales han documentado de forma repetida la persistencia y el carácter generalizado de la tortura en Irak durante los últimos años, habiendo cambiado muy poco la situación”, decía Human Rights Watch hace unos años. Human Rights Watch decía también: “las pruebas muestran que en 2010 la tortura sigue estando tan presente como siempre, incluso a pesar de las denuncias por estas prácticas ante el Gobierno iraquí” (11).

Sangre y petróleo

La necesidad de establecer un régimen parecido al de Saddam Hussein en Irak después de la invasión estribaba en el deseo de controlar el petróleo de este país, con lo cual también se conseguían otras cosas: manipulación de los precios mundiales del petróleo, de modo que países emergentes como China y la India dependiesen de los precios marcados por la alianza anglo-estadounidense, evitando también el desarrollo del socialismo al estilo del chavismo; controlar la oferta y la demanda; contar con más recursos energético para consumo propio, y lo más importante de todo, jugar un papel fundamental en el Nuevo Orden que se está configurando en Oriente Medio y el Norte de África.

En 1997, el Comando Espacial de los Estados Unidos “Vision for 2020”, decía que su objetivo principal era el de “evitar una brecha aún mayor entre la disminución de los recursos energéticos y el aumento de los compromisos militares” (12). En su Informe de abril de 2002, el teniente coronel William J. Bender, era más explícito:

Desde el momento en que los Estados Unidos se convirtieron en la principal potencia industrializada del Golfo Pérsico, los principales intereses de Estados Unidos en la región no han cambiado. Destaca sobre todo su deseo de mantener el acceso a las vastas reservas de petróleo, barato y de fácil acceso, del Golfo, un recurso fundamental para las economías de todos los países occidentales. En segundo lugar, se pretende preservar la estabilidad regional evitando la aparición de una potencia regional hostil a los intereses de los Estados Unidos”. (12)

El papel de las reservas petrolíferas de Irak son decisivas: es el premio a los que actúan bajo el paraguas de los Estados Unidos”, escribió el consejero del Gobierno británico Charles Tripp poco antes de la invasión. “También se consigue una mayor centralización y control de la economía”, lo que quiere decir algo así como que el Gobierno del Reino Unido fomenta un Régimen al estilo del de Saddam Hussein”, así como el fomento de un clientelismo que otorga a los que poseen los recursos petrolíferos un enorme poder político”. (14)

En el año 2010, el Ministerio de Asuntos Exteriores británico hablaba sin ningún reparo de “beneficios en los contratos para las empresas occidentales” (15). Como se puede deducir de los datos anteriores sobre esperanza de vida y aumento de la pobreza, en Irak 1 de cada 3 personas no tienen acceso al agua potable, con 2 millones de desplazados dentro del país y otros 2 millones viviendo fuera, con 3 millones de heridos por la guerra, los recursos no se compartían con la población.

Los británicos financiaban el entrenamiento de las fuerzas de seguridad iraquíes y les enviaban armas. El Reino Unido ha convertido a Irak en un país con una policía estatal que emplea alta tecnología. Entre los años 2008 a 2010, el Reino Unido exportó armas por valor de varios decenas de millones de libras esterlinas:

“… Tanques, destructores de tanques, equipos de electrónica naval y otros equipos electrónicos, misiles de fragmentación, munición de gran calibre, cohetes antitanques, fusiles de asalto, pistolas semiautomáticas, escopetas, visores, equipos de imagen térmica, granadas incendiarias, vehículos con protección balística, aviones de transporte militar…” (16)

…En el campamento de refugiados de Ashraf, en el distrito de Diyala, los Informes de Amnistía Internacional dicen:

Después de meses de creciente tensión, las fuerzas de seguridad iraquíes irrumpieron …conduciendo los vehículos militares entre la multitud, provocando sus protestas. Utilizaron munición real, matando al menos a nuevo refugiados y siendo detenidas 36 personas, que fueron posteriormente torturadas”. (17)

Amnistía Internacional informaba que con las modificaciones en la Constitución de Irak, aprobadas el 25 de junio de 2010, se impedía a los iraquíes realizar protestas legítimas. Se requiere la “aprobación por escrito del Ministro del Interior y del Gobernador Provincial” antes de presentar una solicitud al Departamental de Policía Local y “al menos con 72 horas de antelación” (18).

Human Rights Watch informaba:

Irak sigue siendo unos de los lugares más peligrosos del mundo para trabajar como periodista. Los asesinatos, las agresiones y las amenazas se producen contra los periodistas, poniendo trabas a su trabajo. Los funcionarios del Gobierno, los políticos y las milicias son responsables de la violencia, que intentan silenciar e intimidar a los demás” (19).

Para concluir

Como todo lo anterior no debe tener mucho interés para los medios de comunicación, pues sencillamente se oculta. Se nos crea la ilusión de que vivimos en la “Era de la Información” y que por lo tanto estamos muy bien informados, ya que sabemos cuál es el último disco de David Bowie, o que el medallista Tom Daley ganó tal o cual trofeo, o los alarmismos climáticos, que si llueve o nieva, mientras tanto se desvía la atención de los crímenes de Estado… Es la desinformación de la información. (20)

Manteniendo a la gente en el chisme, en el tendón de no sé qué deportista… la responsabilidad personal de diluye, nuestra humanidad disminuida. Como dice el cantante favorito de David Cameron, Morrissey (21), cuando habla sobre Irlanda del Norte, también se podría referir perfectamente a Irak:

Son noticias viejas, todo va bien

si lo dice la BBC.

Un niño herido, ¿qué importancia tiene eso?”.

—-

NOTAS:

1. Joseph Stiglitz and Lind Bilmes, 2008, The Three-Trillion Dollar War, London: Penguin.

2. Admin, “British and American Contractors Killed in Iraqi Green Zone”, American Contractors in Iraq, 24 January, 2013,

3. Stuart Bowen, “Quarterly Report and Semiannual Report to the United States Congress”, Special Inspector General for Iraq Reconstruction, 30 January, 2009, Washington, DC: Gov. Printing Office,

4. UNICEF, “Iraq and vulnerable Iraqis in the Egypt, Jordon, Lebanon, Egypt [sic] and Syrian Arab Republic”,

5. Gallup, ““Suffering” in Iraq Highest Since 2008”, 9 January, 2012,

6. Special Inspector General for Iraq Reconstruction, “Quarterly Report to the United States Congress”, October, 2011, Washington, DC: Gov. Printing Office,

7. Charles Tripp, Evidence to Parliament, “Report on the Future of Iraq”, November, 2002, Appendix 11,

8. T. Youngs and M. Oakes, “Iraq: “Desert Fox” and Policy Developments”, House of Commons Library, Research Paper 99/13, 10 February, 1999,

9. Patrick Cockburn, 2007, The Occupation, London: Verso.

10. Amnesty International, “New Order, Same Abuses”, September, 2010, London: Amnesty,

11. Human Rights Watch, “At a Crossroads”, February 2011, NY: HRW,

12. US Space Command, “Vision for 2020”, February, 1997,

13. William J. Bender, “Strategic Implication for U.S. Policy in Iraq: What Now?”, Strategy Research Project 20020604 207, 9 April, 2002, Pennsylvania: US Army War College, Carlisle Barracks,

14. Charles Tripp, Evidence to Parliament, November, 2002, Appendix 11,

15. Foreign and Commonwealth Office, “Iraq – a bright future or back to chaos?”, 2010, news release,

16. The website containing annual and quarterly weapons exports appears to have been closed down, but reports can still be found

17. Amnesty International, “Iraq: Civilians Under Fire”, April, 2010, London: Amnesty,

18. Amnesty International, “Days of Rage”, April 2011, London: Amnesty, 19. HRW, “At a Crossroads.”

20. For a tiny sample of the masses of crap that passes for news in the UK, see BBC News, “Tom Daley to make a second splash”, 5 February, 2013, or “Icy roads warning across country”,

22 January, 2013 http://www.bbc.co.uk/news/uk-england-leeds-21138060 or “David Bowie releases first single in a decade”, 8 January, 2013,

21. Guardian, “Morrissey supports Johnny Marr in David Cameron row”, 6 December, 2010.

© Copyright 2013 by AxisofLogic.com

—–

Fuente: http://axisoflogic.com/artman/publish/Article_65480.shtml

—-

Etiquetado como: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Clasificado en:Guerras Estados Unidos, Régimen político y económico

2 comentarios

Trackbacks

  1. El Nuevo Desorden Mundial (I) | noticias de abajo
  2. Aida. El Nuevo Desorden Mundial (I) | MAESTROVIEJO

Entradas agrupadas por mes de publicación

A %d blogueros les gusta esto: