"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

Se descubre un gen viral oculto en los cultivos transgénicos

Por geobear7, 31 de enero de 2013

Por la Dra. Mae-Wan Ho

Instituto de Ciencia en Sociedad

Crédito imagen: Revista Amauta

Crédito imagen: Revista Amauta

Como enterrar una bomba

Científicos de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) acaban de descubrir que los principales cultivos transgénicos y los productos obtenidos de ellos que se vienen comercializado durante los últimos 20 años contienen un gen de un virus potencialmente peligroso.

El gen -Gen VI- se solapa con el promotor 35S obtenido del virus del mosaico de la coliflor (CaMV). El promotor CaMV 35S es el más común, siendo su secuencia la más ampliamente utilizada para llevar a cabo la expresión de los genes en los cultivos transgénicos.

Este importante descubrimiento fue publicado en una revista poco conocida a finales de 2012 (1), y habría pasado de forma inadvertida si no hubiese llamado la atención de Jonatham Latham y Alison Wilson de Independent Science News. Tras el descubrimiento llevaron a cabo una evaluación del riesgo que supone el fragmento del gen VI, lo que recogieron en un informe publicado en su página web (2). Esto ya supuso la atención por parte del público, de modo que la EFSA y la Agencia de Normas Alimentarias de Australia y Nueva Zelanda (FSANZ) arremetieron de forma conjunta (3) contra el trabajo realizado por Latham y Wilson.

La EFSA y FSANZ dicen que son completamente falsas las afirmaciones realizadas de que el gen VI oculto en el promotor viral CaMV 35S no es seguro para consumo humano, perturbando el normal funcionamiento de los cultivos. Un portavoz de la Agencia FSANZ dijo: “La exposición humana al ADN del virus del mosaico de la coliflor y de las proteínas de los productos consumidos a través de los alimentos tradicionales es algo común y no hay evidencias de que tenga efectos adversos sobre la salud”.

Pero irónicamente, el primer autor que aparece en el artículo científico (1) es Nancy Podevin de la EFSA, mientras que el segundo autor es Patrick Du Jardin, de la Universidad de Lieja en Bélgica, y es bien conocido que forma parte del plantel de los transgénicos de la EFSA y se tienen en cuenta sus consejos. El principal objetivo de este documento es el de seleccionar la secuencia de aminoácidos del Gen VI y contrastarla con las bases de datos existentes de los alergenos conocidos, pero no se ha hallado; esto ofrece una cierta inseguridad, de modo que los peligros reales pudieran estarse escondiendo bajo la alfombra.

Ésta no es la primera vez que se cuestiona la seguridad del promotor CaMV 35S

ISIS (Instituto de Ciencia en Sociedad) ya planteó por primera vez esta preocupación por el promotor 35S y otros promotores similares en un artículo publicado en la revista Microbial Ecology in Health and Disease in 1999 [4] (Cauliflower Mosaic Viral Promoter – A Recipe for Disaster?), cuando se descubrió que presentaba una recombinación (fragmentación) en puntos calientes de mutación para mejorar la transferencia horizontal de genes de forma no intencional y la recombinación en el proceso de crear nuevos virus o activar los antiguos, o la activación del cáncer en las células animales en los procesos conocidos como carcinogénesis de inserción. El promotor CaMV 35S se sabe que es muy promiscuo al ser capaz de funcionar en la mayoría, si no en todas, de las especies del mundo vivo ( incluyendo las células humanas, como se verá después). Para empeorar las cosas, se han desarrollado muchas versiones sintéticas del promotor con potenciadores adicionales para la expresión de genes y secuencias procedentes de otras fuentes, lo que aumenta la inestabilidad ( tendencia a la fragmentación), así como su capacidad para llevar a cabo una expresión génica inapropiada. ( También se informó de la superposición del promotor 35S con el gen VI, lo cual debe ser conocido, aunque sus implicaciones en seguridad no sean evidentes, al menos para nosotros).

Como medida de precaución, recomendamos que se retire la comercialización y no se realicen ensayos a campo abierto de todos los cultivos transgénicos que contienen el CaMV 35S o promotores similares.

Tras la publicación de nuestro trabajo las reacciones fueron muy rápidas. En los dos días posteriores a su publicación en Internet, se publicaron al menos nueve críticas, una de ellas de Monsanto, en un sitio web financiado por la Industria Biotecnológica y de amplia difusión en Internet. Las críticas tenían o un tono moderadamente educado o francamente insultante. Se escribió una refutación bastante detallada, que se distribuyó y publicó en la misma página web, sin recibir ningún tipo de respuesta de los críticos anteriores. Pero en enero de 2000, la revista Nature Biotecnology publicó una crítica distorsionada, unilateral y ofensiva de nuestro trabajo, concentrándose en la crítica y no teniendo en cuenta nuestra posterior refutación, por lo que la publicamos en la misma revista en donde apareció el primer artículo (5) (Contaminación de los transgénicos: plantas que contienen el promotor viral mosaico de la coliflor).

Las objeciones de los organismos reguladores son irrelevantes y falsas

Las mismas objeciones para echar por tierra el trabajo científico de Podevin y Jardin (1) y Latham y el Informe Wilson (2) son las que usan contra nosotros. La primera objeción es la de que los humanos han estado comiendo el CaMV durante miles de años sin efectos nocivos; la segunda es que el promotor CaMV 35S está activo sólo en las plantas y no en las células animales o humanas.

Respondemos a la primera objeción: el CaMV (virus del mosaico de la coliflor) tiene su genoma envuelto en su capa de proteínas, no produciendo infecciones en los seres humanos o animales no susceptibles y plantas, algo bien conocido, ya que es esa capa proteínica la que determina la susceptibilidad del huésped en primera instancia. Así que comer el virus intacto resulta inocuo. Sin embargo, los genomas virales desnudos o libres ( y sus partes) es algo conocido que son más infecciosos y tienen más impacto en el huésped que el virus intacto. Además, los promotores 35S de CaMV sintéticos son muy diferentes de los promotores naturales, siendo a la vez mucho más agresivos como promotores para dirigir la expresión del gen apropiado, resultando más propensos a fragmentarse y recombinarse.

La segunda objeción – que CaMV 35S no está activo en los animales y células humanas- es simplemente falso, como puede descubrirse echando una ojeada a la literatura científica. Por ejemplo, ya en 1989 se decía en un documento (6) lo contrario: “ Se confirma la fragmentación en los puntos calientes del promotor CaMV 35S, y sigue estando activo en los animales”. El promotor CaMV 35S se encontró que era compatible con altos niveles de expresión del gen en oocitos maduros de Xenopus (7), y daba una transcripción muy eficiente en extractos del núcleo de células HeLa ( una línea celular humana) (8).

¿Qué resulta de nuestra inicial preocupación de que el virus CaMV 35S como promotor de activación de los genomas del huésped? Hay evidencias que sugieren que el nuevo promotor CaMV 35S puede aumentar el número de enfermedades asociadas a los virus, como el VIH y citomegalovirus a través de la inducción de las proteínas necesarias para la transcripción de los virus (9) (Nuevas pruebas de que el promotor CaMC 35S puede transcribir el VIH).

En este contexto, tanto lo dicho por Latham, el Informe Wilson y los trabajos de ISIS (10) (Genes de un virus potencialmente peligroso oculto en los cultivos transgénicos comerciales, SiS 57) debe ser tenidos en cuenta, lo que justifica nuestra recomendación inicial de una retirada total de los cultivos transgénicos que lleven presente este promotor. Esta misma recomendación es transmitida por Latham y Wilson.

Referencias

1. Podevin N and du Jardin P.  Possible consequences of the overlap between the CaMV 35S promoter regions in plant transformation vectors used and the viral gene VI in transgenic plants. GM Crops and Food 2012, 3, 1-5.

2. Latham J and Wilson A. Regulators discover a hidden viral gene in commercial GMO crops, Independent Science News 21 January 2013, http://independentsciencenews.org/commentaries/regulators-discover-a-hidden-viral-gene-in-commercial-gmo-crops/

3. “Alarming GM study shredded by authorities”, Kondinin Group, 24 January 2013, http://www.kondiningroup.com.au/StoryView.asp?sectionsource=s1450060&StoryID=795111855

4. Ho MW, Ryan A, Cummins J. Cauliflower mosaic viral promoter – a recipe for disaster? Microb Ecol Health Dis 1999, 11, 194–7.

5. Ho MW, Ryan A, Cummins J. Hazards of transgenic plants with the cauliflower mosaic viral promoter. Microb Ecol Health Dis 2000, 12, 6–11.

6. Ho MW, Ryan A, Cummins J. CaMV35S promoter fragmentation hotspot confi rmed and it is active in animals.  Microb Ecol Health Dis 2000, 12, 189.

7. Ballas N, Broido S, Soreq H, Loyter A. Efficient functioning of plant promoters and poly(A) sites in Xenopus oocytes. Nucl Acids Res 1989, 17, 7891–903.

8. Burke C, Yu XB, Marchitelli L, Davis EA, Ackerman S. Transcription factor IIA of wheat and human function similarly with plant and animal viral promoters. Nucleic Acids Res 1990, 18, 3611–20.

9. Ho MW and Cummins J. New evidence links CaMV 35S promoter to HIV transcription. Microb Ecol Health Dis 2009, 21, 172-4.

10. Latham J and Wilson A. Potentially dangerous virus gene hidden in commercial GM crops. Science in Society 57 (to appear).

Etiquetado como: , , , , , , , , , , , , , , ,

Clasificado en:Contaminación química, Ingeniería Genética, Monsanto, Transgénicos

2 comentarios

Trackbacks

  1. Descubren un gen viral oculto en los cultivos transgénicos | ECOagricultor
  2. CRISPR y los tres mitos de la Edición Precisa del Genoma – noticias de abajo

Entradas agrupadas por mes de publicación

A %d blogueros les gusta esto: