"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

El glifosato y el impacto de los transgénicos en los cultivos, los suelos, los animales y el hombre

Por el Dr. Don Huber, 3 de septiembre de 2012

 NOTA: Para más información sobre el Dr. Don Huber véanse:

https://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/04/07/don-huber-advierte-al-presidente-de-la-ue-del-peligro-del-glifosato-para-el-ganado-y-las-plantas/

https://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/02/22/los-cientificos-advierten-sobre-la-relacion-entre-un-nuevo-y-peligroso-patogeno-y-roundup-de-monsanto/

Lo que tenemos en nuestros campos, nuestras granjas y nuestros hogares no son productos naturales. El aumento de las enfermedades, de las plagas y de las calorías vacías no es algo normal.

El maíz siempre fue uno de los cultivos que podían desarrollarse más sanos. Ahora tiene múltiples enfermedades, plagas y las plantas crecen débiles, siendo el común denominador de los modernos híbridos.

El trigo, alimento básico de la humanidad, está cargado ahora de toxinas, alergenos y sustancias químicas. Las enfermedades están aumentando en nuestros cultivos, en los animales y las personas, a pesar de la amplia gama de fungicidas y fármacos administrados. Así que uno se pregunta, ¿qué ha cambiado tan drásticamente en esta ecología que llamamos agricultura?

Hace más de tres décadas se inició el uso de un herbicida monoquímico, el glifosato, que se utilizó en los cultivos transgénicos resistentes a este herbicida. Estos cambios en las prácticas agrícolas, como la aplicación excesiva de sustancias químicas quelantes, disruptores endocrinos para el control de las malezas y la aplicación de la ingeniería genética, trajeron nuevas toxinas a los cultivos alimentarios, y también supuso el abandono de años de investigación científica basada en el principio de precaución. Hemos sustituido el término “sustancialmente equivalente” por un nuevo término para evitar la responsabilidad por la falta de comprensión de las consecuencias de nuestras actividades.

El glifosato es un poderoso quelante del fosfato orgánico al que inmoviliza. Junto con el manganeso, el cobalto, el hierro, el zinc, el cobre, etc, son minerales esenciales para las funciones fisiológicas normales en los suelos, plantas y animales. Es esta capacidad de bloquear las funciones fisiológicas lo que predispone a las plantas a enfermedades y lo que hace que sea un eficaz herbicida de amplio espectro. El glifosato es también un potente antibiótico muy selectivo que mata a los microorganismos beneficiosos, pero no a los patógenos, del suelo y del intestino, y eso a niveles muy bajos en los alimentos. Los niveles de residuos permitido en los alimentos es de 40 a 800 veces el umbral de la concentración de antibióticos que se ha establecido mediante estudios clínicos que pueden dañar los tejidos de los mamíferos.

Mediante Ingeniería Genética se inserta en las plantas ciertos genes extraños a la misma, de modo que el glifosato se puede aplicar directamente a estas plantas sin matarlas… El glifosato se acumula en la planta. Tanto las proteínas tóxicas producidas por los genes bacterianos extraños y el mismo producto químico, el glifosato, está presente en los piensos y alimentos producidos para consumo animal y humano. La Ingeniería Genética también ha insertado genes para la resistencia a los insectos, donde las proteínas tóxicas se acumulan en los tejidos de las plantas consumidas por los animales o el hombre. Estas toxinas se encuentran en la sangre y fácilmente son transferidas a través de la placenta a los bebés en desarrollo dentro del útero.

La Ingeniería Genética es algo parecido a una infección viral más que un proceso de reproducción normal, y da como resultado una multitud de mutaciones y efectos epigenéticos, alterando la integridad de la planta. Estos genes bacterianos extraños son muy promiscuos y se pueden transferir fácilmente por el viento o los insectos a otras plantas, o a los microorganismos del suelo durante la descomposición de los residuos vegetales, o a la microflora intestinal durante la digestión de los alimentos, donde continuará produciendo toxinas y proteínas alergénicas. Los efectos epigenéticos se manifiestan en las plantas transgénicas afectando a su rendimiento, menor aporte de nutrientes, aumento de enfermedades y una menor tolerancia la estrés.

El abandono del Principio de Precaución por parte de la Ciencia, que proporcionaba un cierto nivel de protección en el pasado, significa que lo que comamos es bajo nuestra responsabilidad, como las empresas de Ingeniería Genética estipulan enfáticamente en su acuerdo tecnológico. Los estudios científicos que trabajaban bajo le hipótesis de una rápida degradación del glifosato, de las proteínas alergénicas y de las toxinas, no son válidos. En consecuencia, estamos asistiendo al desarrollo de supermalezas, superpatógenos, a la pérdida de controles biológicos naturales de origen vegetal y animal, y a la aparición de patógenos humanos, la degradación del suelo y de los microorganismos beneficiosos que se requieren para producir una gran cantidad de nutrientes, y piensos y alimentos seguros. Las consecuencias son unos menores rendimientos, una calidad nutricional deficiente, enfermedades y aumento de la infertilidad y de los defectos de nacimiento.

Los historiadores del futuro mirarán atrás en el tiempo y escribirán, no las miles de toneladas de pesticidas que se aplicaron o dejaron de aplicar, sino la forma en que estamos dispuestos a sacrificar a nuestros hijos y a las generaciones futuras, en un experimento masivo de Ingeniería Genética basada en una mala ciencia que sólo persigue beneficiar a las empresas comerciales.

Fuente: http://www.gmwatch.org/latest-listing/51-2012/14164-glyphosate-and-gmos-impact-on-crops-soils-animals-and-man-dr-don-huber

Otros artículos relacionados:

https://noticiasdeabajo.wordpress.com/2012/04/30/dinamarca-se-relaciona-la-soja-transgenica-con-danos-en-la-cria-del-cerdo/

Etiquetado como: , , , , , , , , , ,

Clasificado en:Control de las comunicaciones, Ingeniería Genética, Monsanto, Transgénicos

2 comentarios »

  1. QUE ESPANTO ESTOY VERDADERAMENTE ASOMBRADA DE NO SABER QUE HACER FRENTE A TODA ESTA SERIA Y COMPLEJA SITUACION YO ME PREGUNTO ¿CON QUIEN NOS ESTAMOS ENFRENTANDO REALMENTE? ¿SON OTROS SERES QUE A TRAVES DEL HOMBRE NOS ESTAN DOMINANDO ?.

    ?

Trackbacks

  1. Mitt Romney: nuestro hombre en Monsanto (I) | noticias de abajo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas agrupadas por mes de publicación

A %d blogueros les gusta esto: