"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

La gripe porcina, Pandemrix y la narcolepsia

Por Karin Munsterhjelm-Ahumada, 20 de marzo de 2012

Orthomolecular.org

 La gripe porcina del año 2009 fue causada por un virus de la gripe tipo A (H1N1). Inicialmente se le catalogó como virus de la “gripe porcina” porque muchos de los genes de este nuevo virus eran muy similares a los virus de la gripe que afecta normalmente a los cerdos en América del Norte. El virus H1N1 es genéticamente similar al virus de la pandemia de 1918, lo cual se determinó a partir de la exhumación de algunas víctimas en Svalbard. Fue responsable de las mayoría de los brotes hasta 1956, desapareciendo posteriormente.

Sin embargo, este nuevo virus H1N1 en realidad era bastante diferente de los virus típicos de la gripe porcina. Este primer virus causó la enfermedad en México y los Estados Unidos en marzo y abril de 2009. Este nuevo virus se contagiaba de persona a persona, a diferencia de la gripe porcina típica. En 2009 se desarrollaron varias vacunas para la prevención de la gripe porcina en los seres humanos. (http://www.medterms.com/script/main/art.asp?articlekey=99584)

El 11 de junio de 2009, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que la gripe porcina se había convertido en una epidemia a escala mundial – una alerta de pandemia Fase 6. Margaret Chan, Directora General de la OMS, se refirió a esta situación de una manera un tanto ambigua, subrayando que la gripe porcina había llegado a ser considerada una pandemia grave, declarando más tarde que la enfermedad podía ser leve y que la mayor parte de los pacientes se recuperaban sin mayores cuidados médicos.

Autoridades sanitarias y los Gobiernos sólo quisieron escuchar el primer mensaje

Dos compañías farmacéuticas, GlaxoSmithKline (GSK) y Novartis, con mucha premura de tiempo, desarrollaron una vacuna contra la gripe porcina. Dado que el cultivo de una cantidad alta de virus para su empleo en las vacunas requiere de tiempo, GSK y Novartis decidieron fabricar una vacuna más débil, pero al mismo tiempo emplear un adyuvante, el escualeno, para reforzar su efecto. Los adyuvantes inmunológicos son sustancias que, administradas en combinación con una vacuna, estimulan el sistema inmune y aumentan la respuesta de la vacuna. A pesar de que el escualeno es una sustancia natural que se encuentra en las vías metabólicas del cuerpo, su inclusión en las vacunas es un tema muy controvertido y no se permite su uso en Estados Unidos.

El 25 de septiembre de 2009, la Agencia Europea del Medicamento (EMEA) autorizó la administración de Pandemrix, la vacuna contra la gripe porcina fabricada por GSK y Focetria, de Novartis. ( http://justthevax.blogspot.com/2009/09/eu-approves-gsk-pandemrix- y novartis.html). La vacuna, se dijo, estaría lista en el mes de octubre.

En Suecia, Finlandia, Noruega e Islandia, las autoridades se propusieron vacunar a toda la población ( http://www.svd.se/nyheter/inrikes/massvaccinering-raddade-sex-liv_6851143.svd~~V). En este sentido, hay que destacar que los Gobiernos de estos países ya habían llegado a un acuerdo con GSK antes de la aparición de la pandemia de gripe porcina, según el cual se les entregaría las vacuna contra la pandemia en caso necesario. Además, el contrato estipulaba que en una situación como la declarada por la OMS, los países nórdicos disponían de un período de 10 días para decidir si aceptaban a no la entregada de la vacuna en cuestión. Por lo tanto, el objetivo del acuerdo era asegurar que toda la población de estos países recibiese la vacuna. Por último, el contrato con GSK protegía frente a las reclamaciones por una compensación económica en caso de que la vacuna tuviese algún efecto secundario.

Cuando la OMS decretó la Fase 6 de la pandemia de gripe porcina, el acuerdo se activó automáticamente.

La vacunación a gran escala comenzó en Finlandia y en Suecia en octubre de 2009. Con el fin de cubrir el mayor porcentaje posible de población, las autoridades emprendieron una enorme campaña de relaciones públicas, lo que podía ser descrito como una “persuasión moral”. La solidaridad se convirtió en su lema: “ Debes vacunarte para proteger a tus conciudadanos”. Los que cuestionaron el programa de vacunación (pequeños grupos que se oponían a las vacunas y algunas personas indecisas) se les miró con desaprobación.

En contraste con estos países entusiastas de las vacunas, la política de vacunación en el resto de Europa varió mucho entre los países miembros. Polonia, por ejemplo, decidió no comprar las vacunas debido a las estrictas condiciones del contrato impuestas por las compañías farmacéuticas. Dinamarca sólo vacunó a los grupos de riesgo. (http://www.svd.se/nyheter/inrikes/svd-granskar-sveriges-vaccinering-mot-svininfluensan_6843475.svd)

Pero la segunda oleada de la pandemia de este gripe nunca apareció. La epidemia disminuyó de forma gradual durante el primer semestre de 2010. Ese mismo año, el 10 de agosto, la OMS declaró oficialmente el fin de la pandemia. El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), declaró que la gripe porcina era menos peligrosa y tuvo menos tasa de mortalidad que la gripe estacional. Por lo tanto, la gripe porcina no había sido una peligrosa epidemia, incluso si no se hubiese realizado la campaña masiva de vacunación. Curiosamente, ese mismo año, se demostraba que la vitamina D puede prevenir la gripe en los niños (1).

En Suecia, el 60% de la población fue vacunada, mientras que en Finlandia lo fue el 50%. Por contra, las cifras en Alemania fueron de sólo el 8% y el 0% en Polonia. En la historia de la atención médica sueca, esta campaña para hacer frente a la pandemia de gripe A fue una de las caras de las historia, empleándose grandes cantidades de dinero de los contribuyentes. (http://www.svd.se/nyheter/inrikes/svd-granskar-sveriges-vaccinering-mot-svininfluensan_6843475.svd).

Mientras tanto, los medios de comunicación han mantenido silencio sobre esta cuestión, sin mayores discusiones sobre la gripe porcina.

Pero de repente surge lo inesperado:

Lo peor que podía suceder. La peor pesadilla de la Industria y para las Autoridades Sanitarias, que de una enfermedad leve, y una vacuna que se suponía era para prevenir una peligrosa epidemia, ahora tengamos un grave efecto secundario, desconocido hasta entonces”, dijo Richard Bergström, Director General de la Federación de industrias y Asociaciones farmacéuticas (EFPIA).

(http://www.kostdemokrati.se/nyheter/files/2012/02/SvD-sid-14-19.pdf)

En agosto de 2010, Finlandia comunicaba una mayor incidencia de narcolepsia en los niños y jóvenes vacunados con Pandemrix. El 1 de septiembre de 2010, Finlandia detuvo la vacunación con Pandemrix.

La narcolepsia es una grave enfermedad neurológica crónica que no sólo se traduce en una fatiga que incapacita, sino que el paciente cae en estado de somnolencia en cualquier lugar y en cualquier momento. También puede conducir a ataques de pánico y a estados de agotamiento. Las peores consecuencias han sido la cataplejía: el paciente que sufre narcolepsia, puede expresar fuertes sentimientos mediante la risa o el llanto, perdiendo repentinamente el control muscular. Las piernas ceden, habla arrastrando las palabras, la mirada queda desvaída y da la impresión de que la persona sufre borrachera. Algunos pacientes sufren aterradoras alucinaciones bien al dormirse o al despertar.

El 1 de septiembre de 2011, el Instituto Nacional de Salud y Bienestar (THL) de Finlandia, reconoció que los niños finlandeses y los jóvenes de entre 4 y 19 años, sufrían narcolepsia en clara conexión con la vacuna Pandemrix. Un comunicado de prensa del THL decía: “El mayor riesgo asociado con la vacunación ha sido el de la aparición de 6 casos de narcolepsia por cada 100.000 vacunados entre las edades de 4 a 19 años, y en los ocho meses posteriores a la vacunación. El riesgo es 12,7 veces superior al mismo grupo de edad que no ha sido vacunado”. ( http://www.thl.fi/en_US/web/en/pressrelease?id=26352) Esta declaración se realiza exactamente dos años después de la anterior declaración del THL, en medio de la histeria en todo el mundo por el tema de la gripe porcina y la vacunación, declarando que vacunándose con Pandemrix se estaría a salvo. En esta declaración, el Director del THL hizo hincapié en que el adyuvante escualeno podía aumentar los efectos secundarios de la vacuna, pero de forma limitada. Sin embargo, dijo que los efectos secundarios no eran peligrosos. ( http://www.tohtori.fi/?page=5833192&id=0169960)

En Suecia, por lo menos 150 niños están sufriendo narcolepsia producida por la vacuna Pandemrix. En Finlandia, son 100 aproximadamente los niños que la sufren. En ambos países el número va aumentando. La narcolepsia es una enfermedad que tiene serias consecuencias en la forma de vida; Pandemrix también puede haber causado otras enfermedades neurológicas que todavía no se han detectado…[...]

Ningún país europeo ha tenido tasas particularmente altas de muertes por la gripe porcina. En Alemania la tasa de mortalidad ha sido igual que la de Suecia, el 0,31 por cada 100.000 habitantes. Pero Suecia vacunó al 60% de su población, mientras que Alemania sólo al 8%. Esto implica que la vacuna no evitó las muertes, Las autoridades responsables aún no han dicho nada sobre este hecho. ( http://www.svd.se/nyheter/inrikes/massvaccinering-raddade-sex-liv_6851143.svd~~V)

El año pasado, el Gobierno finlandés prometió una indemnización para los que han sufrido narcolepsia como consecuencia de la vacuna, mientras que en Suecia, aún admitiendo la conexión entre la narcolepsia y la vacuna, aún no han decidido proporcionar una compensación adecuada.

En febrero de 2012, Svenska Dagbladet, un periódico muy leído en Suecia, publicó una serie de artículos sobre este tema. Aquí los niños describían lo difícil que es vivir con narcolepsia. (http://www.svd.se/nyheter/multimedia/artikel_6840743.svd).

Según las autoridades, todavía son necesarios más estudios para comprobar las lesiones causadas por las vacunas. Teniendo en cuenta la presión de los familiares, será muy difícil que puedan evitar una investigación exhaustiva. Esperemos que así sea.

Referencias:

  1. Urashima M, T Segawa, M Okazaki, M Kurihara, Y Wada, Ida H. estudio clínico aleatorizado de suplementos de vitamina D para prevenir la gripe estacional en los escolares. Am J Clin Nutr. De mayo de 2010; 91 (5) :1255-60.

http://orthomolecular.org/resources/omns/v08n10.shtml

About these ads

Etiquetado como: , , , , , ,

Clasificado en:Régimen sanitario, Vacunación

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas agrupadas por mes de publicación

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 562 seguidores

%d personas les gusta esto: