"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

Filtración de correos electrónicos destapa el funcionamiento de una organización que promueve el escepticismo sobre el cambio climático

Por Suzanne Goldenberg, 15 de febrero de 2012

The Guardian

La filtración de unos correos electrónicos del Heartland Institute revela la forma en que se socavan las investigaciones sobre el clima.

El funcionamiento interno de un grupo de expertos que trabajan para desacreditar los trabajos científicos que tratan de mostrar el cambio climático ha sido desvelado por una filtración de documentos confidenciales, donde se detalla su estrategia y las redes para la recaudación de fondos.

Desmogblog ha sido quien ha dado cuenta de esta filtración, diciendo que había recibido la información confidencial desde el Instituto Heartland, con sede en Chicago. Este blog hace un seguimiento de los esfuerzos de la Industria para desacreditar ciertas investigaciones sobre el cambio climático.

En el plan se establecen unos gastos de 100.000 dólares para la difusión del mensaje en las escuelas de educación primaria y secundaria: “ Que el tema del cambio climático es controvertido e incierto, dos puntos clave para disuadir a los profesores que enseñan ciencias”, según dice uno de los documentos.

No ha sido posible verificar de manera inmediata la autenticidad de los documentos. Pero Anthony Watts, un locutor que dirige un destacado blog, Watts Up With That?, reconoció que Hertland le estaba ayudando con 90.000 dólares para un nuevo proyecto. Y además dijo: “ Ellos regularmente no me financian, ni mi sitio web WUWT, ni acepto ningún tipo de salario por su parte”.

Watts en los correos no mencionaba el coste total de la iniciativa de instalar una estación meteorológica, pero decía: “Heartland sólo me ha ayudado a encontrar alguien que me financie este especial proyecto”.

No hay nada que pueda decir”, señalaba Jim Lakely, director de comunicaciones de Heartland, en entrevista telefónica. “Estamos investigando lo que se dice en Internet y mañana haremos alguna declaración más”. Lakely no negó en ningún momento la veracidad de la información contenida en los documentos.

El Instituto Heartland fue fundado en 1984, y la largo de estos años se ha convertido en un foro de escépticos sobre el cambio climático. Pero sobre todo es conocido por organizar una serie de lujosas conferencias de escépticos, reuniéndose en caros hoteles de Times Square, en Nueva York, así como en Washington DC.

De ser auténticos los documentos, estos proporcionarían una visión fascinante sobre los métodos de recaudación de fondos, sobre las prioridades y políticas de uno de los grupos más poderosos que trabajan para desacreditar las investigaciones en torno al cambio climático y así bloquear cualquier tipo de política que tratase de reducir las emisiones que causan el calentamiento global.

Es un extraña mirada por detrás de la pared de una organización que niega el cambio climático”, dijo Kert Davies, director de investigaciones de Greenpeace en entrevista telefónica. “Es algo más que un simple problema lo que aparece en estos documentos. Se muestra que hay un esfuerzo coordinado para ofrecer una alternativa dentro de la Ciencia Climática, a fin de tener impacto en la política”.

La filtración de los documentos de Heartland en el día de San Valentín es reminiscencia de aquellos otros que se filtraron de la Universidad de East Anglia, de su Unidad de Investigación sobre el Clima, en 2009. Estos documentos provocaron el hundimiento de la cumbre del clima que se desarrolló en la ONU a finales de ese año.

En este caso, los documentos de Heartland son una declaración política, no una correspondencia de correos privados. Desmogblog dijo que los había recibido de una fuente de confianza de Hartland y no era el resultado de una acción de los hackers.

Los documentos publicados en el sitio web de Desmogblog incluyen informes confidenciales sobre la estrategia de negación del cambio climático por parte de Hartland, según un plan previsto para este año, que incluye la recaudación de fondos, e informaciones para una próxima reunión de la junta directiva.

El plan de recaudación de fondos sugiere que Hartland va a tener un buen año, previendo recaudar unos 7,7 millones de dólares, un 70% más que el año pasado.

Los documentos pretender desacreditar las investigaciones sobre el cambio climático, misión fundamental de la organización, que ha recibido el patrocinio de individuos pudientes, incluyendo a los multimillonarios tales como el magnate del petróleo Koch, empresas como Microsoft y la tabacalera RJR.

Los documentos confirman lo que los grupos ecologistas, como Greenpeace, sospechaban desde hace tiempo: que Heartland es una importante fuente de financiación mediante una red de expertos y bloggers, que forman parte de una campaña para desacreditar ciertas investigaciones.

Heartland pretende controlar los medios de comunicación corporativos, influyendo en  revistas como Forbes que publica trabajos de conocidos científicos sobre el clima, tales como Peter Gleick: “Estos científicos influyentes suelen ser escuchados cuando dan su opinión contra el cambio climático, siendo esto muy importante para mantener las voces de la oposición”, se advierte en un documento de Heartland.

Sin embargo, se plantean nuevas preguntas, tales como la identidad de un donante anónimo que ha sido uno de los pilares de Heartland. Este donante no identificado contribuyó con 4,6 millones de dólares en 2008, pero que ha reducido progresivamente sus aportaciones. Aún así, aportó 979.000 dólares en 2011, que representa el 20% del presupuesto total de Heartland.

De acuerdo con el documento de recaudación de fondos de Heartland, espera que aporte 1,25 millones de dólares en 2012.

La importancia de que una o dos personas adineradas participen en Heartland está remarcado por un documento en el que aparece el multimillonario magnate del petróleo Charles Koch, que ha vuelto a donar después de un largo periodo sin hacerlo, con un regalo de 200.000 dólares en 2011. “Esperamos que continúe con su apoyo en 2012 y también con las aportaciones de más filántropos…”, dice el documento.

Heartland pretenden obtener provecho por su apoyo a ese controvertido método de extracción de gas de esquisto conocido como fractura hidráulica, señala el documento.

Heartland se ocupa de diferentes problemas relacionados con el medio ambiente. Pero la desacreditación de la ciencia climática es su principal misión. El grupo gasta unos 300.000 dólares en sueldos destinados a un grupo de expertos que trabajan para socavar las conclusiones de organismo sobre el clima de la ONU, el IPCC.

Tienen previsto este año pagar a un antiguo empleado del Departamento de Energía de los Estados Unidos para que escriba un currículum alternativo para los escolares, de modo que se ponga en duda el calentamiento global. El plan de recaudación de fondos toma nota de un donante anónimo que ha destinado 100.000 dólares a este proyecto.

El plan también recoge las dificultades para tratar temas no científicos en las escuelas. “Heartland ha tratado de poner a disposición de los profesores material, pero ha tenido un éxito limitado. Los directores y maestros están fuertemente influenciados por un punto de vista alarmista. Por otra parte, este material para uso en el aula debe estar cuidadosamente redactado para cumplir con las directrices del plan de estudios, y la cantidad de material complementario de que disponen los profesores es cada vez menor debido a las pruebas estandarizadas que realizan en educación primaria y secundaria”, dice el plan de recaudación de fondos.

Los documentos sugieren que varios científicos destacados han participado en negar el cambio climático y reciben fondos de Heartland.

Se trata, según el documento, de una serie de científicos inconformistas con la visión que se está dando del cambio climático. “De momento, se han destinado ayudas para Craig Idso (11.600 dólares al mes), Fred Singer (5.000 dólares al mes, más gastos), Robert Carter (1.667 dólares al mes) y otras personas, pero vamos a considerar la ampliación si se reciben nuevas aportaciones”, dice uno de los documentos.

Si estos mecanismos de financiación existen en realidad es algo que no podemos verificar. Sin embargo, el sitio web de Heartland señala que Idso, Singer y Carter se encargaron de redactar un informe para la organización.

También se publica en Desmogblog que esperan un potencial aliado en Andrew Revkin, un conocido periodista que tiene un buen número de seguidores en el blog de The New York Times, DothEarth.

http://axisoflogic.com/artman/publish/Article_64312.shtml

Actualización: El Instituto Heartland ha emitido una nota en relación con la difusión de estos documentos. Véase la siguiente entrada:

https://noticiasdeabajo.wordpress.com/2012/02/19/declaracion-del-instituto-heartland-sobre-la-filtracion-de-documentos-confidenciales/

Etiquetado como: , , , , , , , , , , ,

Clasificado en:cambio climático, Régimen científico

4 comentarios »

Trackbacks

  1. Bienaventurados los ricos | noticias de abajo
  2. 400 partes por millón: otro hito del cambio climático en este camino hacia la idiotez | noticias de abajo
  3. Un funesto encontronazo: inundaciones, catástrofes y negacionistas del cambio climático | noticias de abajo
  4. La Empresa petrolera ExxonMobil augura el mayor crecimiento de los niveles de vida vistos en toda la Historia, con una clase media de 4,7 mil millones de individuos | noticias de abajo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas agrupadas por mes de publicación

A %d blogueros les gusta esto: