"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

Los Gobiernos ocultan los efectos reales de la radiación en las personas

Un informe sobre los efectos biológicos de la radiación subestima el riesgo de padecer cáncer

entre los niños de Fukushima

 Fairewinds, 17 de enero de 2012

 Fairewinds ha analizado las tasas de cáncer en los niños que viven en las cercanías de Fukushima, según el Informe VII de la Academia Nacional de la Ciencias sobre BEIR( Efectos Biológicos de las Radiaciones Ionizantes). Fairewinds ha determinado según este informe que al menos uno de cada 100 niños van a desarrollar cáncer de estar expuestos anualmente a 20 milisieverts (milisievert (1 mSv=0,001 Sv) de radiación. La cifra de 20 milisievert/ año es lo que el Gobierno japonés ha determinado como el límite legal de exposición radiológica para poder seguir habitando las zonas contaminadas de los alrededores de la planta de energía nuclear de Fukushima Daichii. En este vídeo, Fairewinds presenta un análisis adicional por parte de Ian Goddard, mostrando que el Informe VII de BEIR subestima los índices de cáncer en los niños que viven cerca de Fukushima Daichii. En cuanto a los datos científicos presentados por el Sr. Goddard, Fairewinds ha determinado que serán al menos uno de cada 20 niños (5%) de los que viven en la zona de exposición radiológica con unos niveles de 20 mSv durante 5 años, desarrollando cáncer en algún periodo de su vida.

Arnie Gundersen: Hola, soy Arnie Gundersen de Fairewinds

Me gustaría presentarles un vídeo de Ian Goddard. Pero antes quiero hablarles de BEIR. BEIR son las siglas de Efectos Biológicos de la Radiación Ionizante y de la publicación del Informe VII por parte de la Academia Nacional de las Ciencias. Pues bien, también hemos conocido dos noticias inquietantes de Japón.

La primera trata de NHK, que es la principal emisora de radio y televisión japonesa. Informa de que en la prefectura de Fukushima se han encontrado niveles muy altos de cesio en las flores del cedro macho. Parece ser que la punta de los cedros se carga de cesio. Los datos indican que se producen un cuarto de millón de desintegraciones por segundo en un kilogramo de estas flores de cedro. Es un hecho bastante grave porque en primavera las flores de las yemas se cargarán de cesio radiactivo, una vez más. Pero lo que me llama la atención es la respuesta japonesa a esto. Y esto es lo que dijo la NHK: “No es un gran peligro para la salud, ya que sólo se trata de alrededor de 10 veces los niveles a los que una persona está expuesta normalmente en Tokio”. Se pueden hacer todo tipo de suposiciones con los cálculos, pero me vienen a la mente que si se liberar un cuarto de desintegraciones por segundo al aire cuando las flores lancen el polen, se trata de un problema de salud pública.

Se ha detectado cesio radioactivo en las flores de los cedros de la prefectura de Fukushima

La segunda noticia viene también de Japón, aparecida en Japan Times, y se trata de que se han detectado saltamontes radiactivos en la prefectura de Fukushima. Los saltamontes están contaminados por unas 4000 desintegraciones por segundo y kilogramo de saltamontes. ¿Por qué es importante esto? Los japoneses consumen saltamontes con la cerveza. Claro que ya sabemos lo que se va a decir: “Los científicos piensan que es seguro comer estos insectos, ya que por lo general son porciones pequeñas, están cocinados y perfectamente se pueden disfrutar con una cerveza fría”. No digo que sea malo tomarse una cerveza, pero cuando está acompañada de 4000 desintegraciones por segundo de cesio, también debe ser ésta una preocupación de las autoridades que vigilan la salud pública.

Esto me lleva a la cuestión de los BIER, Efectos Biológicos de la Radiaciones Ionizantes. El Informe muestra que la radiación y las tasas de cáncer están correlacionadas linealmente. Y esto significa que es proporcional, a más radiación más probabilidades de contraer cáncer. Hay menos cáncer si bajan las dosis de radiación. Esto es lo que dice el informe, y es lo que se llama LNT, Modelo lineal sin umbral. Y lo que significa es lo siguiente: si alguien está expuesto a 10 rem (acrónimo de roentgen equivalent man), lo que supone unos 100 milisieverts, las posibilidades de contraer cáncer es de 1 sobre 100. Si desciende la radiación a 1 rem, es decir alrededor de 10 milisieverts, las posibilidades de contraer cáncer son de 1 entre 1000.

Ahora el Gobierno de Japón está permitiendo a las personas volver a las zonas de radiación, cuando los niveles de exposición a la radiación es de 2 rem (20 milisievert al año) . Esto significa que podrían contraer cáncer 1 persona de cada 500.

Pero la situación es peor. El número que está utilizando el Informe es para toda la población, tanto personas mayores como jóvenes. Los ancianos probablemente mueran antes de que contraigan cáncer, mientras que en los jóvenes las células se dividen con mayor rapidez y viven más tiempo, así que son más propensos a contraer cáncer. Los jóvenes tienen una probabilidad 5 veces mayor de contraer cáncer que la población en su conjunto. Así que los jóvenes de la prefectura de Fukushima se van a exponer 5 veces más ante una dosis de 2 rem. Esto significa que 1 de cada 100 jóvenes podrían contraer cáncer como consecuencia de la exposición a la radiación en la prefectura de Fukushima. Y eso es por cada año de permanencia en la zona de radiación. Si fuesen de 5 años, entonces hablaríamos de 5 jóvenes de cada 100.

Sin embargo el Informe BIER sólo se refiere al cáncer, pero hay otras efectos de la radiación que no están incluidos en el BIER, por lo que todavía la realidad es más dolorosa.

Dos asuntos más: La primera es que el Informe sobre BIER no se ocupa de las partículas calientes. Es un tema del que ya hemos hablado, de cuando una persona recibe el cesio radiactivo en sus manos, por ejemplo, y luego lo absorbe, o lo respira, algo que tampoco aparece en el Informe sobre los BIER.

Y un último asunto, que aparece en el vídeo de Ian Goddard, y que ha sido tratado por el Organismo Internacional de la Energía Atómica, y es que la radiación es difícil de medir, algo que no se dice generalmente. Y ahora el vídeo de Ian Goddard.

***

Tras la catástrofe nuclear de Fukushima, el Gobierno japonés elevó los niveles permitidos de exposición a la radiación de 1 a 20 milisierverts por año, incluidos los niños.

La NHK: “El 19 de abril, el Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología, anunció que la cantidad de radiación a la que puede estar expuesto un niño es de 20 mSv”.

Ian Goddard: Las autoridades dicen que 20 milisieverts al año es una dosis segura. ¿Pero qué significa esto? En este vídeo vamos a contrastar la afirmación oficial frente a los que establece la ciencia radiológica. La Academia de la Ciencias de Estados Unidos predice que 20 mSv de radiación causa cáncer, pero sobre todo afecta a la mujeres y a los niños.

En este vídeo también vamos a probar que la afirmación oficial de seguridad está en contra de la mayor investigación publicada, un estudio realizado entre los trabajadores de las centrales nucleares. Participaron más de 400.000 trabajadores, encontrando una mayor mortalidad por cáncer entre los trabajadores de instalaciones nucleares expuestos a un promedio de 2 milisieverts por año. Eso es sólo la décima parte de los supuestos 20 milisieverts permitidos en Fukushima.

Véase: “Risk of cancer after low doses of ionising radiation: retrospective cohort study in 15 countries,” BMJ 331: 77, 29 June 2005 [varios de los autores son españoles] y también: http://francisthemulenews.wordpress.com/2011/04/28/la-hormesis-y-el-riesgo-de-contraer-cancer-tras-una-exposicion-a-dosis-bajas-de-radiacion-ionizante/

En este vídeo veremos como los Gobiernos engañan al público, con la connivencia de los grandes medios de comunicación, dando una falsa sensación de seguridad en relación con la lluvia radiactiva, impidiendo que los ciudadanos estén plenamente informados para poder tomar decisiones acertadas sobre las fuentes de energía que quisieran se utilizasen.

La Academia de la Ciencias de Estados Unidos consulta de forma periódica el estado de las ciencias en el asunto de la radiación, publicando con regularidad informes sobre los riesgos de radiación a baja dosis. Los informes se basan en décadas de investigación epidemiológica y radiobiológica que predicen mediante un modelo de riesgos que se va realizando. El Informe más reciente ofrece datos en bruto y da instrucciones para que se puedan aplicar sus modelos de riesgo a una amplia gama de escenarios de exposición radiológica. En el Informe de la Academia se señalan los riesgos de contraer cáncer si se recibe una dosis de radiación de 20 milisieverts.

En la tabla de la Academia aparecen los datos de estimación de cáncer para una dosis de 100 milisievert de radiación, por grupos de edad y sexos. En amarillo el número previsto de casos de todos los tipos de cáncer por cada 10.000 personas. Se puede ver inmediatamente ver el riesgo de cáncer, que disminuye a medida que aumenta la edad, tanto en los hombres como en las mujeres. En otras palabras, los niños son los más vulnerables a la radiación.

[…]

Siguiendo las instrucciones de la Academia de la Ciencias sobre un modelo a dosis específicas, se establece el riesgo de padecer cáncer a una dosis que se dice segura de 20 milisieverts… Según la Academia no existe una dosis inocua de radiación.

Obviamente, la dosis de 20 milisieverts no es segura. Pero lo más lamentable es que los niños, y especialmente las niñas, están más expuestos a los riesgos de padecer cáncer inducido por radiación. De hecho, las chicas son casi dos veces más vulnerables que un hombre a los 30 años de edad. Así que las niñas se llevan la peor parte del impacto de la radiación sobre los seres humanos. Téngase en cuenta que los que defiende la energía nuclear son conscientes de este hecho.

Estos datos d ella Academia Nacional de las Ciencias están disponibles gratuitamente para todos los medios de comunicación y autoridades del Gobierno. Sin embargo, en lugar de informar al público sobre el estado actual de la Ciencia en cuanto a su conocimiento de la radiación y los riesgos reales de la energía nuclear, nos hacen creer que 20 miliserverts de radicación son seguros y que sus efectos son un completo misterio.

[…]

http://www.fairewinds.com/content/cancer-risk-young-children-near-fukushima-daiichi-underestimated

Etiquetado como: , , , , , , , ,

Clasificado en:Energía nuclear, Régimen energético, Régimen sanitario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas agrupadas por mes de publicación

A %d blogueros les gusta esto: