"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

Guerra de la Industria contra la Naturaleza

¿Qué es lo que nos dicen las abejas?

Por Rady Ananda, 12 de abril de 2011

Mientras que la Industria sigue contaminando el planeta con sus productos químicos tóxicos, con desechos tóxicos, con vertidos de petróleo, los polinizadores de la Tierra entonan un canto de cisne que no deja lugar a dudas sobre la locura de la Civilización Moderna. Nuestra capacidad para escuchar y responder de manera apropiada a la desaparición de los polinizadores va a determinar la supervivencia de la Humanidad.

En 1923, Rudolf Steiner, un científico y filósofo austriaco, innovador social, predijo que unos 80 a 100 años las abejas se extinguirían”. Documental “Reina del Sol”.

Steiner creía que el proceso de industrialización conduciría a la desaparición de las abejas. Y parece que tenía razón. En las últimas dos décadas, Estados Unidos ha perdido de 100 a 300 mil millones de abejas, y el problema se ha extendido a Europa y otras regiones. Sin embargo, son varios los factores que contribuyen a esta desaparición masiva.

Los polinizadores enferman porque ahora no encuentran una dieta variada entre los millones de hectáreas de monocultivos. Mediante la ingestión de cultivos modificados genéticamente, los polinizadores también ingieren microorganismos modificados genéticamente, lo que les perjudica. También contribuyen a diezmarlos los productos agroquímicos. En un esfuerzo por salvar a la colmena, algunas abejas sellan las celdas que contienen excesivas cantidades de plaguicidas. Pero incluso estas colmenas llegan a morir.

Son múltiples los factores de la Industria que perjudican la Naturaleza, también la Industria de la Telecomunicaciones, presente en todas partes, añadiendo contaminación electromagnética, de modo que las abejas ( y las aves) se desorienten. Ante una abeja debilitada y desorientada, los agentes patógenos como la varroa, que ha llegado debido al intercambio comercial con otros países, es presa fácil. Y así estamos asistiendo a la muerte de las abejas y de los murciélagos de América del Norte.

Mucha de estas cosas se aprenden en Taggart Siegel, una historia de amor, y que forma parte del documental La Reina del Sol: ¿Qué nos dicen las abejas? (http://www.queenofthesun.com/) Estrenada el 25 de marzo, la película ha recibido un premio y se ha visto apoyada por un reciente informe publicado por el organismo de la ONU sobre Medio Ambiente: La amenaza a las colonias de abejas y otros insectos polinizadores (http://www.unep.org/dewa/Portals/67/pdf/Global_Bee_Colony_Disorder_and_Threats_insect_pollinators.pdf)

Una forma de acabar con todo un ecosistema es diezmar a una especie clave, una especie que irradia vida. Los polinizadores contribuyen a casi un 10% de la economía alimentaria mundial, es decir, alrededor de 218.000.000.000 dólares (153.000.000.000 euros) al año. De las 100 o más especies de cultivos que proporcionan el 90% de los alimentos del mundo, las abejas polinizan 71 de ellos, según el informe del PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente). De entre las 20.000 especies conocidas de abejas en todo el mundo, la abeja Apis mellifera es la más importante, ya que contribuye con unos 33 a 82 mil millones de dólares al año ( de 22,8 a 57 millones de euros).

Así, que mientras somos testigos en el planeta de una sexta extinción (detallado por Ed Wilson en La diversidad de la vida), es la abeja que llena nuestros graneros la que merece nuestra atención.

Las abejas son las piernas del planeta”, dice Michael Pollan en La Reina del Sol. Mediante el mutualismo, la abeja recibe alimento y propaga el polen de la planta. Sin los polinizadores, los cultivos se vendrán abajo. Con el colapso de los cultivos, millares de especies, incluyendo a los seres humanos, se morirán de hambre.

Cuando lo polinizadores desaparezcan, también lo harán las plantas con flores. Será una reacción en cadena que puede acabar con la extinción de los mamíferos. Sería algo similar a la extinción de los Dinosaurios hace unos 65 millones de años. Los “terribles largartos”, que permanecieron sobre la Tierra durante 100 millones de años. Sólo la mitad de todas las especies sobrevivieron a aquella extinción, en particular los caimanes y los cocodrilos. Pero la supervivencia humana no está garantizada si el 40% de nuestras fuentes de alimentos desaparecen. Mientras que los caimanes y cocodrilos pueden estar hasta un año o más sin comer, lo que ha contribuido a su supervivencia y a la longevidad de la especie, los humanos no pueden.

El informe de PNUMA enumera ocho razones para el colapso de las colonias de abejas:

  • La destrucción de su hábitat
  • Especies invasoras (como el parásito varroa)
  • Contaminación atmosférica
  • Contaminación electromagnética
  • Uso de pesticidas y contaminación con productos químicos
  • Transporte industrial, donde millones de abejas mueren cada año
  • La división de la colonia
  • La alimentación

El informe no cita a los cultivos modificados genéticamente como un factor que contribuya a la mortandad de abejas, pero sí hace referencia a los monocultivos:

Cada vez resulta más difícil para los polinizadores obtener suficientes fuentes de polen que contengan todos los aminoácidos esenciales. En consecuencia, esto puede contribuir a debilitar su sistema inmune, haciéndolos más vulnerables a los diferentes patógenos”.

En La Reina del Sol, sin embargo, no se expresa ninguna duda. Cuando las plantas están modificadas genéticamente, el proceso es tan poco fiable que sólo unos miles de células transmutan. La Dra. Vandana Shiva explica que debido a esto los genes presentan una resistencia a los antibióticos y se añaden promotores virales. “Cada planta modificada genéticamente es un conjunto de bacterias, toxinas y promotores virales”. (Para obtener más información sobre los organismos modificados genéticamente véase: https://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/02/14/los-riesgos-de-la-ingenieria-genetica/)

Las bacterias modificadas genéticamente, las toxinas y los promotores virales se transfieren a nuestro intestino ( como ocurre con las abejas), donde siguen funcionando dentro del huésped. Sólo que ahora es el anfitrión. La abeja es el anfitrión. Y a las abejas esto no les va nada bien. Las investigaciones han demostrado que el jarabe de maíz con alto contenido en fructosa, un producto modificado genéticamente y del que se alimentan las abejas, inhibe la expresión genética de las funciones de desintoxicación e inmunidad. (Sobre la fructosa véase: http://iniciativaciudadanaii.blogspot.com/2010/10/jarabe-de-maiz-mas-fructosa-de-lo-que.html y http://iniciativaciudadanaii.blogspot.com/2010/10/glutamato-transgenicos-aspartamotodo.html)

Reina del Sol pone de relieve el delicado equilibrio entre los distintos componentes de los ecosistemas, por lo que la integridad genética del mismo es necesaria para que el sistema funcione. Para que la abeja haga lo que hace, su ADN debe permanecer intacto.

Tanto el documental como el informe del PNUMA no ofrecen ninguna duda sobre el colapso de los polinizadores, siendo uno de los problemas más urgentes a los que se enfrenta la Humanidad hoy en día. Se dan algunas sugerencias, tanto para la Industria Agrícola como a las personas:

  • Parar en la utilización o disminución en el uso de plaguicidas
  • Realizar cultivos que favorezcan el desarrollo de las abejas
  • Comprar productos ecológicos
  • Respetar su hábitat y el agua
  • Convertirse en un apicultor sostenible

El informe señala que los esfuerzos para la conservación de los polinizadores también deben tener en cuenta los hábitats de cría, ya que los requisitos en los estados larvales difieren del de los adultos alados.

Teniendo en cuenta que la disminución de las abejas y murciélagos es un hecho de gran gravedad para Estados Unidos, hay que recordar que este país tiene un largo historial en implementación de cultivos transgénicos y de que utiliza más productos agroquímicos que cualquier otro país, resultando obvias las causas. Las 6 principales compañías de agroquímicos son: Syngenta, Bayer CropScience, BASF, Monsanto, Dow Agrosciences y DuPont, que también ha extendido los cultivos modificados genéticamente. (http://www.agrow.com/multimedia/archive/00052/Agrow563_52481a.pdf)

Los polinizadores no hablan de la guerra de la Industria contra la Naturaleza. Nos están diciendo que los plaguicidas, la biotecnología y las radiaciones electromagnéticas están ganando. La tragedia es que cuando los polinizadores desaparezcan, también lo harán las plantas con flores y después los mamíferos.

Compruebe dónde se exhibe próximamente el documental (se refiere a los Estados Unidos) y las 10 cosas que puede hacer para ayudar a las abejas (http://www.queenofthesun.com/get-involved/10-things-you-can-do-to-help-bees/)

Rady Ananda comenzó su andadura en los blogs en 2004. Sus trabajos han aparecido en varias publicaciones, incluyendo tres libros sobre el fraude electoral. La mayor parte de su carrera la realizó en un bufete de abogados de investigación, y como asistente legal. Se graduó en la Escuela de Agricultura de la Universidad Estatal de Ohio, obteniendo la licenciatura en Recursos Naturales.

http://dissidentvoice.org/2011/04/industry’s-war-on-nature/#more-31847

Etiquetado como: , , , , , , , , , ,

Clasificado en:Régimen científico, Transgénicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas agrupadas por mes de publicación

A %d blogueros les gusta esto: