"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

La contaminación de las aguas del Golfo con bacterias sintéticas

por Michael Edward, 19 de febrero de 2011

http://blueplague.org

[…]

Quizás estemos ante uno de los mayores encubrimientos por parte del Gobierno de los Estados Unidos. Una semana después de aquel 20 de abril de 2010, tras el desastre de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon, los militares y el Gobierno hicieron hincapié en que no se haría nada por parte de British Petroleum, o cualquier otra empresa, sin que fuese aprobado por el Ejecutivo. Supongo que esta decisión fue acordada previamente el 13 de febrero de 2010 en la reunión en la Casa Blanca entre Obama y BP, que fue precisamente el mismo día en el que el Gobierno concedió el permiso a BP para abandonar la explotación en Mississippi Canyon 252, después de la fuga incontrolable de gas y petróleo.

El empleo de bacterias sintéticas puede llegar a alterar toda la biosfera, transformándose en una verdadera guerra genética, pudiendo afectar a gran parte de la población, ya que los genes se pueden transferir horizontalmente de una especie a otra, extendiendo sus tentáculos en silencio a través del agua y del aire…

Lo que está ocurriendo en el Golfo de México no es ni más ni menos que el uso autorizado de bacterias modificadas genéticamente, en lo que algunos calificamos como bio-terrorismo.

¿Quién es nuestro enemigo?¿Quién ha desatado esta amenaza contra la vida?

Nuestro enemigo es quien ordenó el uso de bacterias sintéticas en el Golfo de México con objeto de luchar contra el derrame de gas y petróleo, al que se unen los que también tienen autoridad (Gobernadores), que han permitido a sabiendas del peligro que se corre, aceptando de por medio sobornos para que deliberadamente se mienta a la gente diciendo que los pescados y mariscos del Golfo, sus aguas y su aire, son seguros…

¿Cuáles son son sus armas?

Las armas biológicas usadas se describen a continuación, que por transferencia horizontal de los genes a los microorganismos naturales están contaminando los ecosistemas de una forma muy rápida, incluso cruzando las barreras naturales entre las especies.

Hace una semana, el científico y activista de los Derechos Humanos Dr. Riki Ott publicó que las bacterias genéticamente modificadas se están utilizando en el Golfo de México. Y el Dr. Máximo Sandín, un respetado profesor de Biología de una Universidad Europea, nos confirmó que la transferencia horizontal de genes sintéticos puede producir una “contaminación biológica permanente” en los ecosistemas.

Ya no son sólo los dispersantes, sino que también las bacterias de genoma sintético…. se han utilizado sin pensar en el efecto que pueden tener sobre las poblaciones humanas que viven en el área, y mucho menos en los efectos sobre los ecosistemas. Por lo tanto tenemos que seguir pidiendo que se cese con estas prácticas”, dijo el Dr. Riki Ott, el pasado 10 de febrero de 2011 en radio KALW, de San Francisco, California.

En una entrevista anterior del día 27 de septiembre de 2010, el doctor Ott dijo lo siguiente:

“Hay bacterias naturales (en el Golfo) como la Alcanivorax borkumensis, por ejemplo. El problema es que algunos científicos, tan sabios ellos, han decidido que se puede jugar con los genes presentes en estas bacterias para ver si degradan el petróleo más rápidamente. Por lo tanto, ahora tenemos bacterias producidas por Ingeniería Genética que lo devoran con mayor rapidez. ¿Alguien tiene alguna idea de lo que esto puede significar para las personas? ¿Alguien de la comunidad médica no sabe que estas bacterias Gram-negativas, específicamente la Alcanivorax, una grave infección, por ejemplo de Staphylococcus aureus, resistente a meticilina?”. (http://es.wikipedia.org/wiki/Staphylococcus_aureus_resistente_a_la_meticilina)

Cuatro bacterias modificadas genéticamente en el Golfo

Hay nuevas especies o cepas bacterianas presentes en el Golfo de México que están muy estrechamente relacionadas con la degradación de las moléculas de petróleo y gas natural. Tres de ellas son hidrocarbonaclásticas (degradan el petróleo), mientras que la otra es anaeróbica y se nutre de gas, es especial de gas metano. Todas ellas tienen su genoma modificado genéticamente.

Todas estas bacterias Gram-negativas y presentan una bio-película que las hace resistentes a los antibióticos (http://www.cienciahoy.org.ar/ln/hoy59/bacterias.htm) y pueden colonizar tanto el ambiente como el organismo de las personas. Úlceras en la piel, ampollas, erupciones cutáneas, neumonía, lesiones, hemorragias internas, son todos ellas síntomas de esta infección, producida por bacterias sintéticas con el ADN alterado. Pueden ser responsables de nuevas enfermedades patógenas, donde los actuales antibióticos pueden tener muy poco efecto.

1.- Pseudomonas Alcaligenes, una bacteria Gram-negativa utilizada en los biorremedios, ya que puede degradar los hidrocarburos aromáticos como el benceno o el metano.

2.- Alcanivorax Borkumensis, bacteria Gram-negativa, utilizado también como biorremedio, degradando kidrocarburos como el petróleo.

3.- Oleispirea Antarctica, bacteria Gram-negativa, también degrada hidrocarburos. Sólo está presente en Rod Bay y en Ross Sea, Antártida.

4.- Oceaniserpentilla Haliotis, Gram-negativa, degrada hidrocarburos. Sólo está presente en el Mar de Tasmania, entre Australia y Nueva Zelanda.

“Para que las cosas todavía se pongan algo más difíciles, algunas de la bacterias que degradan el petróleo han sido modificadas genéticamente o realizado en ellas otro tipo de bio-ingeniería para que lo hagan más rápidamente, como Alcanivorax borkumensis o algunas Pesudomonas”, dijo el Dr. Riki Ott, el 17 de septiembre de 2010, en el artículo “¿Biorremedios o Bio-azar? Dispersantes, bacterias y enfermedades en el Golfo”.

Las consecuencias del empleo de bacterias Gram-negativas

La membrana externa protege a las bacterias Gram-negativas de la acción de los antibióticos típicos que normalmente dañaría la membrana externa o la pared celular.

Una bio-película que protege a las bacterias

Las bacterias que viven protegidas por una bio-película tienen por lo general unas propiedades de flotación muy distintas de las bacterias de la misma especie, porque la película que les protege les permite interactuar de diversas maneras. Esta protección aumenta la resistencia a la acción de los detergentes y los antibióticos, lo que puede proporcionar una vía a infecciones crónicas. En algunos casos, la resistencia a los antibióticos puede aumentar unas tres mil veces.

El enorme descenso en el coste en la secuenciación del ADN ha permitido detectar microorganismos capaces de degradar el petróleo, aun cuando representan sólo una pequeña parte de la comunidad microbiana local. Programas de ordenador han sido diseñados para permitir a los científicos realizar búsqueda de secuencias de genes asociados con las enzimas implicadas en la degradación del petróleo. Debido a que los microbios pueden crecer rápidamente… la transferencia de genes se puede producir con gran rapidez.

Los microbios también pueden desarrollar una mayor capacidad para degradar el petróleo. Una de las formas más rápidas es mediante la transferencia horizontal de genes (HGT). Éste es un mecanismo mediante el cual los microbios pueden compartir genes con el resto, de modo que un microbio que posee las instrucciones genéticas para la producción de enzimas que degraden el petróleo puede transferirlas a otros, incluso microbios de diferentes especies, antes incapaces de degradar el petróleo. De esta forma, los microbios que no podían degradar el petróleo y utilizarlo como fuente de alimento han adquirido ahora esta capacidad. La capacidad de unos genes es compartida en gran medida con el resto para fomentar la limpieza de un derrame de petróleo. Aunque el proceso está bien establecido, la medida en que este tiene lugar en un derrame de petróleo se desconoce”. Los microbios y los derrames de hidrocarburos, Academia Americana de Microbiología, Sociedad de Microbiología, Washington, DC, http://www.asm.org.

Referencias adicionales:

Stewart PS, Costerton JW (July 2001). “Antibiotic resistance of bacteria in biofilms”.  Lancet 358 (9276): 135–8. PMID: 11463434. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11463434

 

http://worldvisionportal.org/wordpress/index.php/2011/02/gulf-bioterrorism-silent-deadly- enemy/

 

 

 

 

Etiquetado como: , , , , , , ,

1 Respuesta

Trackbacks

  1. LINKS DE VÍDEOS Y ARTÍCULOS SOBRE TRANSGÉNICOS Y AGROTÓXICOS | INFORMACIÓN ALTERNATIVA. LINKS.

Entradas agrupadas por mes de publicación

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 690 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: