"Ni la Ciencia oficial y consagrada ni otra fe ninguna puede hacer más que procurar que se cumpla lo previsto, que no se haga más que lo que está hecho, y que no nos pase nada del otro mundo". Mentiras principales, Agustín García Calvo

Las multinacionales se apropian de la producción y comercio de alimentos: la carne

por Grain

Mondialisation.ca, 8 de noviembre de 2010

Grain.org

En nuestros días, los países del Sur consumen aparentemente cada vez más carne. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO), el consumo de carne por habitante en los países en vías de desarrollo subió entre 1980 y 2005, y el consumo de huevos se ha sido multiplicado allí por tres. ¿Cómo explicar esta evolución ? Para algunos, el factor mayor fue el aumento de las rentas en Asia, pero esto difícilmente justifica una subida tan enorme. La razón principal tiene que ser buscada más bien del lado del aprovisionamiento . Las empresas de la industria agraria, sostenidas con subvenciones fuertes y por los gobiernos, tuvieron éxito, durante las últimas décadas, al incitar la producción mundial de carne a niveles inauditos, provocando consecuencias devastadoras para los animales, las personas y el entorno. Una gran parte de esta producción industrial se realiza en lo sucesivo en los países del Sur, donde una nueva generación de compañías transnacionales (TNC), originarias de estos países, se alinean con las empresas más antiguas de los países del Norte, para imponer “el dios de la carne” de un extremo a otro del planeta.

¿Quién alienta este aumento desenfrenado del mercado de la carne en los países en vías de desarrollo en el Sur? La respuesta más evidente es la abundancia de carne barata que proviene de granjas industriales, que se hace posible por la abundancia de una alimentación animal barata. La explosión actual del consumo de carne no es más que la repetición de lo que pasa desde hace años en el Norte, cuando las empresas comenzaron a instalar granjas industriales y de engorde, para transformar en proteínas animales destinadas a los establecimientos de comida rápida y a los supermercados las montañas de cereales y de oleaginosos producidos gracias a las subvenciones. Nos desembarazábamos, siempre de la misma forma, de los excedentes de carne, desde los muslos de pollo congelados a las tripas de bovinos, en los pobres países.

Detrás del sistema de la carne industrial, se mueve todo un mundo de grandes empresas implicadas en la producción y el comercio de la carne. Es un sistema que recibe toda clase de subvenciones, tanto en los Estados Unidos como en Europa. Según ciertos estudios, el precio de una libra de carne picada en los Estados Unidos debería costar en torno a los 30 dólares, antes que uno o dos dólares, el precio de venta habitual en los centros de venta al por mayor. 1 Si se anularan quedarían sólo las subvenciones sobre la alimentación animal, los costes de explotación para los productores americanos de carne estarían cerca de un 10 % más elevado y comenzaríamos probablemente a ver stands de frutos y de verduras reemplazando a Kentucky Fried Chicken y McDo en los barrios pobres.. 2 En la Unión Europea, una vaca recibe por término medio 2,50 dólares de subvenciones al día, mientras que los dos tercios de la población del África sub-sahariana viven con menos de dos dólares al día. 3 Que sea en los Estados Unidos o en Europa, la mayoría de la gente, los pobres en particular, son obligados a comer carne barata. Y este es el modelo que se impone por todas partes en el mundo.

Los inversores extranjeros se aprovechan de las granjas uruguayas

Los sectores uruguayos de la carne y de los productos lácteos, alabados por su potencial exportador, ha sido un lugar elegido por los inversores extranjeros. Las exportaciones de buey procedente de Uruguay se cuadruplicaron desde 1995. Pero durante el mismo período, los empaquetadores extranjeros de carne se apoderaron de la industria de este país, hasta los ranchos son la presa de los inversores extranjeros. Hoy, un 60 % de las exportaciones de buey de Uruguay están bajo el control son de las empresas extranjeras ; la brasileña Marfrig controla sólo cerca del 30 %.

En cuanto a los productos lácteos, Uruguay es el productor que se desarrolla más rápidamente en el mundo ; este país ya es el quinto exportador. En este dominio también, asistimos a la misma ola de inversiones extranjeras. Une de las empresas implicadas es New Zealand Farming Systems Uruguay: construida por inversores neozelandeses, la empresa ha sido objeto de una OPA hostil por l’un de los negociantes más importantes de materias primas agrícolas, el singapurense Olam, que ya posee cerca del 14 % de las acciones de la empresa. En agosto de 2010, la empresa ya había sido objeto de una oferta rival por una empresa uruguaya. Pero las apariencias son engañosas. La empresa en cuestión, Unión Agricultura Group (UAG), no es más que muy parcialmente uruguaya : Sus dos fundadores de Montevideo no controlan más que el 14 % de las acciones ; el resto pertenece a Black Rock, a Deutsche Bank y a otros inversores extranjeros que invirtieron los fondos en UAG…. 27

El bajo precio de la alimentación animal que es el fundamento de la industria de la carne tanto en los Estados Unidos como en Europa. Los lobbies y las transnacionales de la carne como Cargill, Tyson y Danish Crown, y sus aliados en los servicios alimentarios y el comercio al por mayor, están listas para impedir que las las subvenciones desaparezcan. Por cierto, nuevas fuentes de alimentación barata se abrieron, en particular las grandes extensiones de soja en los pampas argentinas y la Amazonia brasileña, pero esto en nada cambia la cosa. Esto no hace más que alimentar la expansión de la industria de la carne en las cuatro esquinas del globo.

La producción de soja ha sido multiplicada por diez desde el 1960 (cf. diagrama 1). La superficie de las tierras fértiles utilizadas para producir esta cultura dedicada a la alimentación animal aumentó de modo espectacular : El 58 % desde el 1990, de la parte más grande en Argentina y en Brasil. En el mismo tiempo, la superficie que queda disponible para las cultivos destinados a la alimentación humana, no ha dejado de disminuir. 4 también hay que anotar que la soja no es más que una de las materias primas agrícolas habitualmente transformadas en alimentos para animales. La producción de la batata, maíz y de otros cereales y su utilización como alimentación animal también conocieron un aumento extraordinario.

El aumento más sorprendente en la utilización de los alimentos de la utilización de cultivos en la alimentación animal se ha producido en los últimos 20 años. Destacan los países del Sur. Este aumento en la utilización de los alimentos industriales refleja la producción industrial de carne. Ella indica que la agricultura industrial está en auge en los países pobres. No sólo la gente come más carne, sino que es carne más barata, producida de modo industrial. Las consecuencias de esta evolución son considerables.

El sistema de la carne industrial, inicialmente desarrollado por las grandes empresas del Norte se convirtió en un fenómeno mundial. Como vamos a ver, el saqueo no conoce fronteras y hoy, los defensores mismos de este sistema están en los países del Sur. Ya es hora de reajustar el antiguo prisma Norte-Sur a través del cual vemos habitualmente el mundo.

Una nueva generación de gigantes de la carne

Una de las razones que explican el aumento en la producción de carne industrial en el Sur es que los grandes conglomerados de la carne, como las grandes sociedades en otros sectores, se han servido de las estructuras de la universalización neoliberal para deslocalizar sus actividades en países pobres , donde pueden producir a menor coste. El Américain Smithfield, el productor más grande de carne de cerdo del mundo, instaló granjas en México y en Europa del Este. Tyson, otro gigante americano de la carne, comenzó en los años 1990 a producir ave de corral en China ; la producción quedó en un nivel relativamente modesto hasta 2010, cuando Tyson desarrolló dos industrias destinadas a producir un total de 150 millones de aves de corral al año. Hacia la misma época, Tyson estableció una coempresa en la India, compró participaciones en parques de engorde de ganado argentinos y rescató a tres grandes productores brasileños de ave de corral. La sociedad francesa Doux, que transformó la industria del ave de corral francesa en una producción muy industrial destinada a la exportación, comenzó a desplazar sus actividades a Brasil en 1998, después de haber adquirido a un productor brasileño de ave de corral y gracias a subvenciones generosas del gobierno brasileño. Desde 2002, la mitad de la producción total de Doux, el quinto productor mundial de aves de corral, provenía de Brasil. 5 Las empresas japonesas tienen deslocalizada una gran parte de su producción de carne en China, y los productores de carne de cerdo danesa tienen deslocalizada en Europa del Este.

Pero esto no es más que una parte de la historia de las grandes empresas del Norte. En efecto, cada vez más, los capitales puestos a disposición para construir granjas y centros de engorde, producción y transporte de la alimentación animal y apertura de fábricas de embalaje de carne, provienen de empresas del Sur y circulan de unas a otras. Así la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el comercio y el desarrollo (CNUCED) indicó, en 2008, que el 40 % de todas las inversiones se hicieron entre país del Sur. 6 De hecho, un cierto número de empresas de carne instaladas en el Sur se hicieron verdaderas transnacionales y aplican de modo muy agresivo sus propias estrategias de expansión fuera de sus fronteras.

Los motores de la expansión

Para desarrollarse, una empresa necesita capital. Estos últimos tiempos, la industria mundial de las finanzas se está apresurando a inyectar los capitales en la producción de carne en el Sur. Desde la crisis financiera de 2008, los inversores privados, desde los fondos de cubertura hasta los fondos de pensión, han descubierto un apetito enorme para participar en las empresas de carne y de productos lácteos del Sur, y hasta para las inversiones directas en agricultura. Así, durante los últimos años, Goldman Sachs y Deutsche Bank invirtieron centenas de millones de dólares para comprar partes en empresas chinas de producción porcina, porque este mercado está en auge. Barclays Bank es uno de los numerosos inversores institucionales que adquirieron una participación mayor en Zambeef, la mayor empresa agroalimentaria de Zambia. En el Norte, Citadel Capital, un fondo de inversiones egipcio que compra tierras para producir el alimento en África, rescató una ganadería egipcia de 11 000 vacas (cf. enmarcada n°1).

Pero observamos también muchas maniobras por parte de los gobiernos para acrecentar las cuentas bancarias de las empresas de carne del Sur. Ciertos gobiernos, en particular Brasil, quieren desarrollar sus propias multinacionales frente a los gigantes en el dominio de la carne para poderlas reemplazar en el aprovisionamiento de los mercados mundiales y cadenas de comida rápida. El Banco de desarrollo de Brasil (BNDES) distribuyó 4,4 mil millones de dólares US en financiación a las cuatro empresas más grandes brasileñas de carne desde el 2008. 7 El Banco posee en lo sucesivo el 20 % de JBS y el 14 % de Marfrig, dos de las mayores multinacionales brasileñas de la industria de la carne.

Otros gobiernos están más motivados por las dudas sobre la seguridad alimentaria a largo plazo para su país. Los de Libia y de Corea del Sur, por ejemplo, se asocian con empresas locales cuando quieren adquirir tierras agrícolas en el extranjero ; su finalidad es la de  producir alimento para repatriarlo al país o venderlo en el mercado internacional. En cuanto a la carne, esto implica a la vez  promover la producción agrícola en el extranjero  para la alimentación animal destinada al consumo nacional e invertir en la producción animal en el exterior. . Así  China se ha asegurado tierras en Brasil para producir cosechas destinadas a la alimentación animal, negocia proyectos para crecer en las Bahamas y en Tanzania. COFCO, el gigante del comercio de las mercancías, que pertenece al Estado chino, está rápido haciéndose con rapidez con uno de los productores más grandes de carne y de productos lácteos en China ; al mismo tiempo, se está introduciendo en el exterior adquiriendo una participación del 5 % en el productor porcino americano Smithfield, en 2007. Es bastante paradójico, que Singapur se vuelva hacia China para su futuro aprovisionamiento de carne de cerdo. En 2010, una filial de Temasek, el fondo soberano de la ciudad – estado, anunció inversiones masivas en una colaboración con el mayor productor porcino y chino ; este proyecto debería producir finalmente un millón de cerdos al año en granjas situadas en la provincia de Jilin ; la producción es concebida principalmente por ser exportada hacia Singapur.

El crecimiento demográfico y los recursos limitados de tierras arables y de agua explican por qué muchos países del Oriente Medio están extremadamente inquietos a causa de la vulnerabilidad de su aprovisionamiento de carne. Sus importaciones de carne se multiplicaron, así como las de alimentación animal. Las promesas diplomáticas de Brasil, de Nueva Zelanda, Estados Unidos y de los otros grandes exportadores de carne y de alimentación animal que garantiza el aprovisionamiento en el futuro no parecen tener el efecto deseado, ya que varios países de la región continúan sosteniendo, incluso animando muy activamente, los esfuerzos de inversión de sus empresas privadas en la producción de carne y alimentación animal en el extranjero. El cuarto productor de aves de corral de Arabia Saudita, HADCO, que pertenece a Almarai, la compañía lechera más grande del reino, comenzó a cultivar cereales y forraje sobre 10 000 hectáreas en Sudán y tiene la intención, eventualmente de ampliar la producción sobre 100 000 hectáreas. Hassad Food, que pertenece al Estado , instala una nueva ganadería en Qatar, pero adquiere también tierras destinadas al cultivo y a la producción de alimentación animal en Australia, en Brasil, en Turquía y en Uruguay. Irán, también hizo el movimiento : en 2009, el gobierno braileño rechaza una petición oficial de compra de tierras por Irán. Unos meses más tarde sin embargo, supimos que inversores iraníes se lanzaban a un proyecto de cría ganado y fábricas de alimentación en el Sur de Rusia y que tenían la intención de construir una granja que pueda contener 1,2 millón de aves de corral. 8

Artículo completo ( en francés)

http://www.mondialisation.ca/index.php?context=va&aid=21821

Etiquetado como: , , , , , , , , , , , , , , ,

2 comentarios

  1. Good day I was luck to approach your Topics in digg
    your topic is brilliant
    I get a lot in your Topics really thanks very much
    btw the theme of you blog is really quality
    where can find it

Trackbacks

  1. Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Entradas agrupadas por mes de publicación

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 689 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: